Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog
24 julio 2017 1 24 /07 /julio /2017 15:21

Los rollos tanto de bonito, de pollo o de carne son estupendos para prepararlos con antelación y tener la comida lista al llegar a casa. En especial los que podemos tomar fríos como fiambre. Otra ventaja es que congelan muy bien y podemos hacer cantidad de una vez.

El de pollo trufado también puede tomarse caliente con una salsa de tomate o pimientos, por ejemplo. En frio con una ensalada es un plato completo, y con una mayonesa un entrante muy rico.

La base del plato es el pollo picado, el relleno podemos combinarlo a nuestro gusto: tufas, pimientos, aceitunas, huevo duro…

Ingredientes:

600 g de pollo picado

2 trufas

1 pimiento morrón

2 huevos cocidos

Unas aceitunas rellenas

Aceite para untar el aluminio

Sal y ajo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Se pone el pollo picado en un bol y se sazona con sal y ajo en polvo. Se ralla una de las trufas y se añade el jugo de las trufas. Se mezcla bien para integrar los sabores.

 

 

 

 

 

 

 

 

Cortamos los ingredientes del relleno en tiras (las aceitunas se ponen enteras). Se unta un papel de aluminio con aceite (por el lado brillante).

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Se van poniendo capas intercalando los ingredientes del relleno.

Se le da forma de rollo y se cierra envuelto en el papel de aluminio sellando bien los extremos.

 

 

 

 

 

 

 

 

Se pone sobre la bandeja de horno y se hornea a 220º 30 minutos.

 

 

 

 

 

 

 

 

Dejamos enfriar un poco, desenvolvemos y si lo queremos caliente está listo para cortar.

Esperamos a que enfríe completamente sin desenvolver y lo abrimos al momento, si lo vamos a tomar como fiambre. Y  si lo queremos congelar le quitamos el aluminio, lo envolvemos en film y al congelador.

Espero que os guste.

Compartir este post

Repost 0
19 julio 2017 3 19 /07 /julio /2017 20:47

Hace unos días publicaba unos huevos rellenos de langostinos y que como a María no le gusta nada el marisco, decía que prefería los rellenos de bonito, así que vamos a complacerla y a rellenarlos con ventresca en aceite.

Aunque no son muy de dieta, tampoco son una grave transgresión. De todas formas ya daré alguna pista en otra entrada de cómo hacerlos más ligeros.

Ingredientes:

3 huevos

1 lata de ventresca

1 cucharada de tomate frito o una cucharita de concentrado de tomate

Lechuga

Mayonesa

Sal

Se cuecen los huevos, se dejan enfriar, se pelan y se cortan en mitades a lo largo.

Mientras, cortamos la lechuga en juliana y la ponemos en el fondo de la fuente en la que vayamos a servir los huevos. Aliñamos ligeramente con sal,  un hilo de aceite y unas gotas de vinagre o limón.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Se quitan las yemas y se junta con la ventresca desmenuzada, el concentrado de tomate y una cucharada de mayonesa. Se mezcla hasta que quede una pasta uniforme.

 

 

 

 

 

 

 

 

Se van rellenando las mitades de huevo con una cucharada del relleno.

Se ponen con el relleno hacia arriba sobre la lechuga. Se acaba poniendo una cucharadita de mayonesa sobre cada huevo.

Si queremos tomarlos fresquitos los metemos al frigo un rato antes de servirlos. En este caso no se le pone el vinagre a la lechuga hasta el momento de llevarlos a la mesa.

Espero que os guste.

Compartir este post

Repost 0
1 julio 2017 6 01 /07 /julio /2017 11:47
tortilla de esparrag y langost

La tortilla es de nuestros platos más universales, en el sentido de que a casi todos les gusta, a los de aquí y a los de allá. Aunque  totilla  es casi sinónimo de tortilla de patata, se pueden hacer tortillas de casi todo.

tortilla de esparrag y langost

Esta variedad de ingredientes viene muy bien para hacer tortillas de dieta.

tortilla de esparrag y langost

Hoy toca de espárragos y langostinos, sabrosa,  sencilla y rápida que se  prepara en unos minutos.

tortilla de esparrag y langost

Ingredientes:

2 Huevos

Unos espárragos verdes

100 g de langostinos

Sal

 Una cucharada de aceite

Ajo molido

Usé espárragos congelados. Se cuecen en tres minutos. Se escurren y se trocean. Se reservan.

tortilla de esparrag y langosttortilla de esparrag y langost
tortilla de esparrag y langost

 Se pelan los langostinos, se cortan las colas en trocitos, se saltean con un poco de ajo molido y se reservan.

tortilla de esparrag y langosttortilla de esparrag y langosttortilla de esparrag y langosttortilla de esparrag y langost                                                         Se baten los huevos con una pizca de sal y ajo. Si queremos estirar la ración añadimos una clara extra. Mezclamos en el bol de los huevos, los espárragos y los langostinos.

tortilla de esparrag y langost

Usé una sartén cuadrada (tamagoyaki) para que quede la tortilla en forma de rollo.

tortilla de esparrag y langosttortilla de esparrag y langosttortilla de esparrag y langosttortilla de esparrag y langost
Se calienta con un hilo de aceite y se vuelca la mezcla de la tortilla. Se extiende el relleno y se enrolla. Dependiendo de nuestro gusto la hacemos más o menos, rodándola por la sartén.
 
tortilla de esparrag y langost

La tomé con unos espárragos hervidos (los mismos del relleno)  con mayonesa.

tortilla de esparrag y langost

Espero que os guste.

Compartir este post

Repost 0
27 junio 2017 2 27 /06 /junio /2017 13:01

Los huevos tienen una mala prensa a mi entender injustificada. Es cierto que para quienes tienen el colesterol alto no se recomienda tomar más de tres a la semana, principalmente por la yema.

La clara es pura proteína y podríamos tomar claras a diario sin mayor problema. Para los platos de dieta y bajos en colesterol podemos quitar parte de las yemas y usar las claras.

Los huevos rellenos me parecen  estupendos para conseguir un plato muy apetecible sin pasarnos de calorías. Basta con poner atención al relleno y usar una mayonesa ligera. La propuesta de hoy: huevos rellenos con langostinos.

Ingredientes:

2 huevos

100 g de langostinos cocidos

2 cucharadas de mayonesa ligera

Hojas de ensalada variadas

Sal

Se cuecen los huevos  en agua con sal 8- 10 minutos desde que se inicia la ebullición. Se refrescan con agua fría, se pelan y se reservan

Se pone agua y sal a hervir y cuando hierva se echan los langostinos. Cuando reanude la ebullición se tienen dos minutos. Se refrescan en agua fría. Se pelan y se reservan.

Se pican las lechugas y se ponen en el fondo del plato, o si son hojas pequeñas (cogollos, rúcula) se dejan enteras para colocar encima los huevos.

Se parten a la mitad los huevos y se reserva una yema.


Se pican muy finos los langostinos y se mezclan con la yema machacada junto con una cucharadita de mayonesa, para hacer el relleno.

Se pone una cucharada de relleno en cada mitad de huevo. Se van colocando sobre la lechuga y se les echa un poco de mayonesa.

Se coloca medio langostino encima para acabar el plato.

Quitando la yema podemos tomarnos dos huevos (cuatro mitades) por persona sin quebrantar la dieta.

Espero que os guste.

 

Compartir este post

Repost 0
25 junio 2017 7 25 /06 /junio /2017 15:20

Casi recién salidas del horno para hacer unas pastas variadas para un desayuno o una merienda (o un tentempié para un día muy cansado de trabajo de Sofía).

Empezamos con las de almendra, que son básicamente las de mantequilla con un añadido de almendra.

Para estas recetas tan sencillas lo más importante es la calidad de los ingredientes, y en estas galletas estaba garantizado con huevos de gallina feliz.

 Ingredientes:

2 huevos

250 g de mantequilla

125 g azúcar

125 g de almendra molida

1 cucharadita  de sal gruesa

1 cucharadita de esencia de vainilla

450-500 g de harina

Almendra en granillo para adornar

Huevo batido o mermelada para fijar la almendra

Todos los ingredientes tienen que estar a temperatura ambiente.

Ponemos la mantequilla y el azúcar en un bol y batimos hasta que quede cremoso.

Añadimos la sal, la vainilla, y los huevos batidos y seguimos mezclando hasta integrarlos bien.

Ponemos  la almendra (antes de la harina para que se reparta mejor). mezclamos con las varillas. Las cambiamos por los ganchos de amasar antes de añadir la harina.

 Vamos añadiendo la harina en dos o tres veces (para probar la textura de la masa). Dependiendo de la harina podemos necesitar más o menos, pero estará en torno al medio kg.

Debe quedarnos una masa que se despegue del bol y de las manos, sin estar desmigado. Si nos pasamos con la harina añadimos una cucharadita de leche. Envolvemos la masa en un film y dejamos reposar una hora en el frigo.

Vamos cortando partes de la masa y extendiendo con el rodillo a un grosor de 5 mm. Yo lo hago entre dos films.

Cortamos las pastas con el cortador que hayamos elegido.

Si queremos un dibujo pasamos el rodillo grabado sin apretar demasiado y cortamos.

 Para poner el granillo de almendra, untamos el centro de la pasta con mermelada y echamos  un poco de granillo de almendra.

 Colocamos las galletas en una bandeja de horno y las metemos unos minutos al frigo mientras se calienta el horno, para que conserven bien la forma.

Se hornean a 180º unos 10 minutos, dependiendo del tamaño y grosor de la pasta y de nuestro gusto personal.

 Las sacamos a enfriar sobre una rejilla y una vez frías las conservamos en un recipiente hermético.

Espero que os guste.  

Compartir este post

Repost 0
18 junio 2017 7 18 /06 /junio /2017 13:15

Vamos a dar u  respiro a la dieta con un postre. Flan de fruta de la pasión al estilo Sala de Despiece (hecho en vasitos individuales y emplatado  desmoronado con frutos rojos y crumble).

Me gusta mucho la idea de hacer postres en porciones individuales, concretamente en vasitos de vidrio. Son fáciles de tomar fuera de casa, se conservan mejor en el frigo y quedan mejor presentados del primero al último.

En alguna otra receta que he puesto con fruta de la pasión advertía que la leche en contacto con el jugo de la fruta se corta (tanto en frío como en caliente) por lo que para natillas o flanes hay que usar nata (aunque sea más ligera que la de montar, pero nata).

Ingredientes para 6 vasitos:

½ l de nata

2 o 3 frutas de la pasión

1 cucharada de azúcar de fruta de la pasión (opcional)

3 cucharadas de azúcar

3 huevos grandes o 4 pequeños

Caramelo o dulce de leche para el fondo del vaso

Se abren las frutas y con una cucharilla se saca toda la pulpa.

Se pone en un bol la nata y se mezcla con la pulpa de la fruta (se espesa, es normal). Pasamos la nata con la fruta por un colador para retirar las semillas. Presionamos con una cuchara para aprovechar bien la fruta.

Batimos los huevos con el azúcar y añadimos la mezcla a la nata.

Se pone una cucharita de dulce de leche en el fondo de los vasos y se rellenan con la mezcla de flan.

Se colocan en una fuente o bandeja de horno honda con dos dedos de agua. Se meten al horno precalentado a 160º-170º 45 minutos.

 El centro de los flanes deben “temblar” al moverlos, pero no estar líquidos.  Se dejan enfriar antes de meterlos al frigorífico.

Para servirlos en casa desmoldamos los flanes ayudándonos de una cucharilla, lo acompañamos con frutos del bosque, crumble de almendra, y un hilo de sirope de fruta de la pasión o caramelo.

 

Si vamos a tomarlos fuera de casa los cerramos con una tapa autosellable o con un papel de aluminio. Queda  muy vistoso se atamos al cuello del tarro una cucharilla desechable.

flan de queso y chocolate blanco

Espero que os guste.

Compartir este post

Repost 0
12 mayo 2017 5 12 /05 /mayo /2017 19:36

Las salsas suelen ser poco compatibles con las dietas, por lo ricas que están y por la tentación  de   ponernos  a mojar pan como si no hubiera un mañana. Pero también es cierto que de vez en cuando se agradece un  plato con  salsa.

Hay trucos para hacerlas sin romper la dieta, como es el caso de estos champiñones.

Son salsas ligadas con algún espesante, gelespesa, maizena express, xantana, que sin aportar ni cambiar el sabor del plato le da una textura cremosa. Yo he elegido gelespesa, que con muy poca cantidad, sin casi  aporte de calorías cambia totalmente el aspecto del plato.

Ingredientes para dos personas:

1 bandejas de champiñones

2 huevos

Un chorro de vino blanco

2 cucharadas de aceite

1 vaso de caldo de verduras o agua (200 ml)

1 cucharadita de gelespesa

Sal

Limpiamos los champiñones y los laminamos si son enteros (yo use  ya laminados). Ponemos el aceite en una sartén amplia y salteamos los champiñones, primero a fuego alto y luego lo bajamos. Ponemos sal y removemos de vez en cuando hasta que estén hechos.

Echamos el vino y dejamos evaporar. Para disolver el gelespesa o bien calentamos el caldo o lo añadimos a la sartén después de poner el caldo. Dejamos que espese  y servimos.

Yo los acompañé con huevo escalfado. Ponemos sobre un vaso o una taza film untado en aceite,  echamos dentro el huevo con una pizca de sal, cerramos el paquete y lo enganchamos en una brocheta antes de ponerlo a cocer en un cazo con agua. Dependiendo de lo hecho que nos guste lo tenemos unos minutos ( a partir de tres minutos ya coge forma). 

Sacamos, abrimos y lo colocamos encima de los champiñones.

Espero que os guste.

Compartir este post

Repost 0
3 mayo 2017 3 03 /05 /mayo /2017 21:25

Hay platos que aunque son tradicionales de nuestra cocina pasan inadvertidos, y  no se ven  en  ningún  recetario. Es el caso de la tortilla de merluza, un plato típico de la cocina del Cantábrico.

En Asturias hay restaurantes en los que esta tortilla está en sus cartas como plato estrella: En Casa Consuelo, en Otur, la hacen muy rica  y en  el restaurante ovetense La Goleta la sirven con una salsa mariscada que es una delicia.

Es una tortilla que cuidando un poco la forma de prepararla es un plato de dieta, rico en proteínas y bajo en grasa, saludable y perfecto para los que el pescado no les gusta demasiado.

Ingredientes (dos raciones):

250 g de merluza limpia de piel y espinas

1 manojo de ajetes

2 huevos grandes o 3 medianos

Sal

3 cucharadas de aceite

Perejil

Se cuece la merluza con agua, sal y una ramita de perejil. En la olla  en tres minutos a máxima presión. Se saca escurrida y se reserva. Cuando enfríe un poco la desmenuzamos.

Se limpian los ajetes y se cortan en rodajas finas. Se pochan en una cucharada de aceite y una pizca de sal, a fuego lento, removiendo de vez en cuando. Reservamos.

 Batimos los huevos con una pizca de sal. Echamos al bol de los huevos batidos la merluza desmenuzada y los ajetes pochados.

Mezclamos y volcamos en una sartén caliente con un hilo de aceite.

Cuando esté cuajada la parte de abajo le damos la vuelta ayudándonos con un plato y la hacemos por el otro lado. El tiempo en la sartén depende de nuestro gusto.

A mí me gusta poco hecha, pero si nos gusta bien cuajada la hacemos más tiempo y a fuego más bajo.

Espero que os guste.

Compartir este post

Repost 0
2 mayo 2017 2 02 /05 /mayo /2017 20:53

En la década de los 90 apareció un nuevo término gastronómico, la deconstrucción,  que consistente en separar los ingredientes de un plato conocido y reconstruirlo de manera inusual, de manera que el aspecto y textura sean completamente diferentes mientras que el sabor permanece inalterado.

En España fue Ferran Adrìa el gran revolucionario que abanderó esta cocina y aunque se le atribuye la tortilla deconstruida , el mismo ha reconocido que este plato no salió de su cocina.

La tortilla cúbica de hoy es una receta de Koldo Rodero, que se hizo muy popular y que prepara en su restaurante Rodero en Pamplona.

Es una receta sencilla y que podemos replicar sin mayor dificultad en nuestra cocina.

Ingredientes (para dos platos)

2 patatas grandes

1 cebolla

50 g de cebolla deshidratada

4 yemas de huevo

100 ml de nata

100 ml de leche

Sal

1 trufa

Aceite de oliva para freír

Pelamos la cebolla y la picamos en brunoise, la ponemos a pochar a fuego lento, removiendo de vez en cuando.

Pelamos las patatas y las cuadramos en dados de unos 7-8 cm de lado. Cortamos una tapa de cada dado.

 Vaciamos el dado con un saca bolas. Freímos los cubos y patatas en un cazo con aceite abundante a baja temperatura (135º) unos 4 minutos.

Sacamos escurridas y reservamos.

Cuando la cebolla está pochada añadimos la cebolla deshidratada y rehogamos un momento, ponemos la nata y la leche, salamos y dejamos reducir unos minutos.

Pasamos al vaso de la túrmix y trituramos.

Añadimos una yema y mezclamos. Reservamos.

Cortamos la trufa muy fina y la mezclamos con las tres yemas. Batimos con las varillas hasta que queden cremosas (podemos hacerlo sobre un cazo de agua caliente).

Calentamos el aceite a 175º y volvemos a freír los cubos y tapas de patata hasta que empiecen a dorarse. Sacamos sobre papel de cocina.

Ponemos la natilla de cebolla en el fondo del plato. Rellenamos  los cubos   con la yema trufada. Untamos los bordes para pegar las tatas.

Tapamos y colocamos los cubos de patata poniendo la tapa en la parte inferior, de forma que solo se vea un cubo sin cortes. Ponemos unas escamas de sal.

Servimos caliente...

y para comprobar que en esta receta se cumple la máxima de la cocina deconstructiva rompemos la patata y llevamos a la boca un bocado con todos los ingredientes… ¡puro placer!

Espero que os guste.

Compartir este post

Repost 0
27 abril 2017 4 27 /04 /abril /2017 18:14

Antes de poner la receta quiero aclarar que, aunque ponga que es un plato de dieta no significa que anime  a nadie a hacer dieta por su cuenta, es solo una idea de cómo combinar carne y verdura en un plato.

Estas recetas son saludables, y pueden incluirse en una dieta, pero en todo caso ha de ser un especialista quien nos oriente en nuestra dieta.

En esta hamburguesa lo que predominan son las proteínas frente a los hidratos de carbono, y poca grasa. El pan es la aportación de hidratos carbono, que  en mi caso es prescindible. He puesto grelos porque me gustan más que las espinacas, pero se pueden poner espinacas.

Ingredientes:

Carne picada (ternera o pollo) 80 g/por hamburguesa

Grelos o espinacas cocidos y rehogados  60 g/por hamburguesa

Queso mozzarella light 30 g/por hamburguesa

1 huevo/ por dos hamburguesas

Sal (ajo, pimienta… opcional)

1 cucharada de aceite

Preparamos los grelos. Una vez cocidos, los escurrimos bien y los rehogamos con ajo molido y una gota de aceite. Los cortamos con la tijera o picamos a cuchillo.

Cortamos la mozarela en trocitos pequeños (usé lonchas, pero puede ponerse rallada).

Ponemos en un bol, la carne, los grelos, el queso, el huevo y la sal. Mezclamos bien todos los ingredientes.

Hacemos las hamburguesas con un aro de emplatar sobre un papel de cocina, o simplemente aplastando con la mano (aunque así será más fácil que se nos abran).

Ponemos un hilo de aceite en la sartén y cuando esté caliente echamos la hamburguesa ayudándonos con el papel. Dependiendo del tamaño y grosor las dejamos 1-2 minutos por cada lado.

Sacamos al plato  acompañándola con una ensalada o sobre una tostada.

 Espero que os guste.

Compartir este post

Repost 0

Autor

              Belenciaga

Buscar

El Blog

     Belenciaga paso a paso

  

Mis recetas paso a paso, con la única intención de mostrar que hacer un plato sabroso, sencillo y apetecible está al alcance de todos. Son recetas para el día a día, para una celebración familiar, o para una reunión de amigos...Los únicos ingredientes imprescindibles son el disfrute y el entusiasmo para hacerlas y el placer de compartirlas.                  

Gastromanía

prendes-078--corter---copia-copia-1.jpg

 Gastromanía  es un nuevo espacio en mi blog.                                     Una gran mesa virtual en la que podréis disfrutar los platos de   grandes  chefs.

 

Categorías