Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog
19 julio 2017 3 19 /07 /julio /2017 20:47

Hace unos días publicaba unos huevos rellenos de langostinos y que como a María no le gusta nada el marisco, decía que prefería los rellenos de bonito, así que vamos a complacerla y a rellenarlos con ventresca en aceite.

Aunque no son muy de dieta, tampoco son una grave transgresión. De todas formas ya daré alguna pista en otra entrada de cómo hacerlos más ligeros.

Ingredientes:

3 huevos

1 lata de ventresca

1 cucharada de tomate frito o una cucharita de concentrado de tomate

Lechuga

Mayonesa

Sal

Se cuecen los huevos, se dejan enfriar, se pelan y se cortan en mitades a lo largo.

Mientras, cortamos la lechuga en juliana y la ponemos en el fondo de la fuente en la que vayamos a servir los huevos. Aliñamos ligeramente con sal,  un hilo de aceite y unas gotas de vinagre o limón.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Se quitan las yemas y se junta con la ventresca desmenuzada, el concentrado de tomate y una cucharada de mayonesa. Se mezcla hasta que quede una pasta uniforme.

 

 

 

 

 

 

 

 

Se van rellenando las mitades de huevo con una cucharada del relleno.

Se ponen con el relleno hacia arriba sobre la lechuga. Se acaba poniendo una cucharadita de mayonesa sobre cada huevo.

Si queremos tomarlos fresquitos los metemos al frigo un rato antes de servirlos. En este caso no se le pone el vinagre a la lechuga hasta el momento de llevarlos a la mesa.

Espero que os guste.

Compartir este post

Repost 0
17 julio 2017 1 17 /07 /julio /2017 20:53

En verano las ensaladas son los platos más apetecibles, y si son de dieta y únicos tenemos que procurar que lleven tanto verduras como proteínas en cantidad suficiente.

Esta ensalada es muy sencilla y podemos dejar los ingredientes preparados, justo para montar el plato al momento de comer.

Está hecha con merluza, pero con la misma receta podemos poner, rape, bacalao o el pescado hervido que más nos guste.

Ingredientes:

Lomos de merluza

Huevo cocido

Yemas de espárrago

Lechuga o ensalada verde variada

Mayonesa ligera

2 langostinos o gambas por ración

 

 

 

 

 

 

 

 

Cocemos al vapor los lomos de merluza (4 minutos en la olla).

Cocemos los huevos y las gambas o langostinos. Dejamos enfriar hasta el momento de emplatar.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ponemos la lechuga picada en el fondo del plato (o sin lechuga si no nos gusta con mayobesa). Las yemas de espárrago  y encima un lomo de merluza.

Pelamos los huevos y los cortamos en cuartos a lo largo. Ponemos sobre la merluza, y a los lados los langostinos pelados.

Ponemos la mayonesa por encima y una ramita de perejil. Lista la ensalada para llevar  a la mesa.

si preferimos otro aliño, ponemos la mayonesa en una salsera y que cada uno se sirva al gusto.

Espero que os guste.

 

Compartir este post

Repost 0
28 abril 2017 5 28 /04 /abril /2017 18:10

Las ensaladas que habitualmente preparo con una base de patata cocida, (ensalada de merluza, ensalada de langostinos) cuando quiero adaptarlas a platos más ligeros sustituyo la patata por coliflor hervida.

La mayonesa siempre la  preparo en casa, para estos platos la aligero con unas gotas de vinagre y una cucharada de agua.

Ingredientes (por ración):

200 g de coliflor

90 g de rape

60g de langostinos

Sal

1 ramita de perejil

1 cucharada de mayonesa casera

Limpiamos la coliflor y la cocemos al vapor en la olla a máxima  4 minutos. Reservamos.

Ponemos agua y sal a hervir y cocemos los langostinos 1-2 minutos dependiendo del tamaño. Pelamos  y cortamos en trozos pequeños.

Cocemos el rape con agua, sal, ramita de perejil. Cortamos en dados.

ee-026-copia-1.jpg

Diluimos la mayonesa con unas gotas de vinagre y una cucharada de agua (o leche) hasta que quede fluida para cubrir la ensalada.

Montamos directamente en el plato:

Cortamos la coliflor y ponemos como fondo de la ensalada. Encima ponemos el rape cortado y los langostinos. Acabamos con la mayonesa repartida por encima.

Ensalada lista para llevar a la mesa.

Espero que os guste.

Compartir este post

Repost 0
28 septiembre 2016 3 28 /09 /septiembre /2016 18:00

En esta ensalada mi participación más importante es publicarla. La receta vino de la mano de Librada, una compañera de mi hija, que la preparó para una cena de trabajo.

A María le gustó mucho y  aprovechando su última visita y que las dos andamos a dieta (estar a dieta no es condición sine qua non para tomar la ensalada) la hizo para que la probara.

La receta original es  con salmón marinado, pero Librada cambió el salmón por ventresca de bonito porque no le gusta el pescado crudo.

Probé las dos versiones y no sabría decir cual me ha gustado más. Y como suelo hacer con las recetas nuevas busco otras opiniones y esta ensalada ha pasado la prueba con nota.

 A la hora de ponerle nombre, me pareció que lo más obvio era Ensalada Librada, con su rima y todo. Ella la llama ensalada de fiesta, qué lo es, y de fiesta de guardar.

Ingredientes:

Canónigos

Rúcula

Mango

Aguacate

Manzana

Granada

*Piñones y/o avellanas y nueces (ver nota final)

Ventresca de bonito en aceite o salmón marinado

Zumo de 1 naranja

Zumo de medio limón

Sal

3 cucharadas de aceite de oliva.

Preparamos las frutas, pelando el mango, el aguacate y descorazonando la manzana. Las cortamos en lascas. Reservamos.

Limpiamos y desgranamos la granada.

Preparamos el aliño con el zumo de naranja y de limón, ponemos la sal y el aceite (podemos añadir el aceite de la ventresca) y batimos para que quede emulsionado.

Ya nos ponemos a montar la ensañada:

 Podemos hacer una ensalada para el centro, o en platos individuales.

La preparamos directamente en el plato  que vamos a llevar a la mesa.

Ponemos un aro de emplatar en el centro del plato.  El tamaño dependerá de si va a ser un entrante o un plato principal. Yo usé un aro de 12 cm.

En el fondo ponemos una capa de mango, encima una de aguacate y sobre el aguacate la capa de manzana.

Ahora las hojas verdes, rúcula, canónigos ( o la que más os guste). Presionamos un poco para que no queden sueltas y se desmoronen al quitar el aro. Por encima echamos dos cucharadas de granada (granos)y añadimos una cucharada de piñones.

Escurrimos la ventresca, y separamos las lascas o cortamos en tiras el salmón. Colocamos sobre la granada .(Podemos añadir unos granos de granada y unos piñones por encima).

Con el aliño batido regamos la ensalada con generosidad. Retiramos el aro con cuidado y ensalada lista para llevar a la mesa.

Lo bueno de estas ensaladas es que siempre hay una a tu medida, poniendo o quitando ingredientes.

Espero que os guste.

*Nota de la autora, la copio tal cual de su comentario:

"Muchas gracias Belén por ponerle mi nombre a esta ensalada tan especial, me hace mucha ilusión, la verdad...Por aportar mi granito de arena, te diré que yo le pongo piñones, nueves y avellanas, y les doy una pasada por la sartén, porque creo que los frutos secos un poco tostados tienen mucho más sabor...después un toque de mortero para romperlas simplemente, y listas para añadirlas al aliño."

Compartir este post

Repost 0
27 agosto 2016 6 27 /08 /agosto /2016 14:50

tomate sala de despiece

En los últimos años se han puesto de moda los gastrobares. A medio camino entre bares y restaurantes. Bares en los que se come en la barra o restaurantes sin mesas, con una única mesa, la barra, que se comparte con los demás clientes. Es una idea atractiva pero que en muchos casos no llega a buen puerto.

tomate sala de despiece

Javier Bonet, ha encontrado esa chispa diferenciadora que ha llevado al éxito rotundo de la Sala de Despiece.

tomate sala de despiece

Ambientada como tal, con herramientas de carnicero, cuchillos,  machetes, tijeras sobre las paredes de azulejos blancos, el techo forrado con cajas y una larga mesa de matadero que hace las veces de barra sobre la que cuelgan de ganchos las cestas con cubiertos y productos.

tomate sala de despiecetomate sala de despiecetomate sala de despiece

La cocina es minúscula comparada con la de cualquier casa particular, un fuego, una plancha y una freidora, que  minimiza la impresión  de que allí no se cocina.

        tomate sala de despiece

No hay manteles ni vajilla, los platos se sirven sobre bandejas metálicas cubiertas con papel parafinado con el logo y símbolos del local. Hasta aquí la descripción.

tomate sala de despiecetomate sala de despiece

La experiencia, ya os conté algo de una de las veces que fui. Es divertido, distinto y con un toque interactivo, donde  siempre y por encima de todo se rinde culto al producto. Ya publiqué los Huevos Rossini.  Es sorprendente que dentro de tanto minimalismo descubramos un mundo tan lleno de sabores auténticos. Un tomate es un tomate, pero en la Sala de Despiece un tomate es algo más, es El Tomate, o como venía en la primera carta, Solomillo de tomate. Esta va a ser la receta de hoy.

tomate sala de despiece

Cuando les comenté que iba a “replicar” algunas de sus recetas para el blog, me dieron su papel parafinado y sus bolsas con su logo, pero pensándolo mejor, he preferido usar mis platos, fundamentalmente por respeto, y para que se entienda que  no es su receta, es mi interpretación. Gracias de todos modos por su amabilidad.

tomate sala de despiece

Ingredientes:

Tomates de navarra o tomates rosa

Aceites especiales (a nuestro gusto)

Escamas de sal (puse flor de sal, escamas de sal y trufa)

Albahaca.

tomate sala de despiecetomate sala de despiece

Se pela el tomate con cuidado de no quitar mucha carne (hay un pelador especial con la cuchilla dentada), y se descorazona quitando la parte dura del centro alrededor del tallo.

tomate sala de despiecetomate sala de despiece

Se pone en el plato (papel) y se pincha con el cuchillo o con un punzón por varios sitios para dejar agujeros por donde entre el aceite.

tomate sala de despiecetomate sala de despiece

Se riega con hilos de aceite (yo puse aceite de trufa, y aceite de oliva virgen extra de la Sierra del Segura)

tomate sala de despiecetomate sala de despiece

Se ponen unas escamas de sal  y  encima unas hojas de albahaca frita con un poco del aceite de freírlas.

tomate sala de despiece

Ya está listo para meter el cuchillo y tenedor.

tomate sala de despiece

Espero que os guste.

Compartir este post

Repost 0
1 agosto 2016 1 01 /08 /agosto /2016 20:30

Hay platos que parecen de gusto universal, que es difícil encontrar a alguien que no les guste, tan raro como que a un niño no le guste la pasta o las patatas fritas.

Uno de esos platos es la ensaladilla, aunque cada uno le da su toque personal… con o sin guisantes, con o sin zanahoria, con o sin pimiento… en fin, que casi hay una receta para cada cual.

En casa gusta en cualquier época del año, pero en verano es especialmente apetecible. Si la hacemos del tirón lleva bastante tiempo entre cocer patatas y picar los ingredientes bien finos. Si la hacemos de un día para otro hay que tener cuidado porque la patata fermenta con facilidad y la mayonesa es delicada en verano (podemos usar lactonesa).

Con estos rollitos de ensaladilla sorteamos todas estas dificultades. Podemos preparar el relleno  el día anterior, o sobre la marcha porque los ingredientes podemos picarlos con la picadora (aceitunas, huevos cocidos…). La patata la ponemos como puré que hacemos en cinco minutos.

Picamos en un bol todos los ingredientes de “nuestra” ensaladilla, aceitunas, huevo cocido, bonito, pimientos, zanahoria, guisantes, espárragos… dejando para el último momento la mayonesa.

               

Cuando vayamos a tomar el plato añadimos la mayonesa, mezclamos y preparamos el rollo.

El puré los hago con copos, no por ahorrar tiempo sino porque me sienta mejor la patata previamente deshidratada. Hacemos el puré siguiendo las indicaciones del sobre para puré espeso.

 Pero si queréis hacerlo con patatas no hay problema: se cuecen las patatas peladas, con agua y sal. Se escurren y se pasan por el pasapurés o se machacan con el tenedor, se sazonan con un hilo de aceite (o mantequilla), pimienta al gusto.

Se extiende el puré sobre una lámina de teflón  o un papel de horno en una capa de 1 cm más o menos. Se recorta un rectángulo (el tamaño dependerá de si es para un rollito individual o para un brazo grande).

Se pincela con un poco de mayonesa, y se pone la ensaladilla en el centro a lo largo. Ayudándonos con el papel o la lámina de teflón enrollamos hasta cerrar el rollo.

Lo pasamos al plato o a la fuente donde vayamos a servirlo y lo decoramos con huevo rallado, perejil picado, unas tiras de pimiento o con lo que más nos guste.

Le puse yema rallada.

Y de guarnición tomate rosa en rodajas.

Espero que os guste.

Compartir este post

Repost 0
30 julio 2016 6 30 /07 /julio /2016 11:43

En verano suelen apetecer los  platos frescos, que no lleve mucho tiempo prepararlos y que sean fáciles de hacer. Este entrante  reúne todos estos requisitos y además es una delicia.

Este plato lo probé en el  restaurante Tres Bocas  de Madrid (Calle Gaztambide, 11), este es su plato:

Si tenéis ocasión, una visita a Tres Bocas es muy recomendable.

         

Sin ser de una elaboración complicada, resulta una combinación delicada y equilibrada, donde los protagonistas indiscutibles son los ingredientes.

La burrata es un queso fresco italiano, que nació como un aprovechamiento del suero de la elaboración de la mozzarella.

Se hace con leche de búfala (por ley en Italia para tener la denominación, tanto la burrata como la mozzarella deben ser de leche de búfala) suero de hacer mozzarella y cuajo. Resulta una pasta mantecosa, de ahí su nombre (burro es mantequilla en italiano).

Esta crema se envuelve en una lámina de mozzarella y se ata en forma de saquitos.

Hasta hace poco tiempo era difícil de conseguir  burrata en España, casi ni se conocía y unido  a lo poco que dura (unos 4 días si no lleva conservantes) hace que la haya en pocas queserías.

Otro ingrediente del plato es el paté de  aceitunas de Kalamata. Son unas aceitunas oscuras de mediano tamaño procedentes de esta región del sur de Grecia.

La salsa se hace en mortero machacando las aceitunas con tomate seco y aceite de oliva.

                        

Ya está publicada la receta de la salsa romesco, que remata el plato.

Poco más hay que añadir sobre esta “no receta”.

Abrir el saco de burrata de forma que se derrame en el plato. Dependiendo del tamaño y de si es aperitivo o entrante lo servimos en un trozo o en pequeños montoncitos aliñando con lo que hayamos elegido, en este caso, romesco, Kalamata, albahaca, sésamo y un hilo de aceite de romero, espolvoreando con una pizca de jengibre.

Es importante la frescura de la burrata, a partir de ahí podemos inventar nuestro propio plato, porque no necesita mucho más que un poco de albahaca y un chorrito de aceite.

*Los aceites aromatizados se pueden hacer en casa poniendo en una botellita pequeña el ingrediente con el que queramos aromatizar el aceite (trufa,ajo,romero...), rellenar con un buen aceite y dejarlo macerar unos días.

Espero que os guste.

Compartir este post

Repost 0
14 agosto 2015 5 14 /08 /agosto /2015 22:56

Inauguramos los cuatro dígitos, con los buñuelos de naranja llegamos a 1000 entradas y aunque en el blog  nunca he organizado ni concursos, ni celebraciones, ni sorteos por alcanzar un número redondo de seguidores o entradas, es un buen momento para renovar intenciones, disfrutar por las cosas bien hechas,  tratar de mejorar las que no han salido tan bien como quisiéramos  y por supuesto para reponer ganas de seguir aprendiendo.

 

Si hay una forma fácil de aprender es tener al lado un gran maestro como es José Antonio Campoviejo de El Corral del Indianu. Y digo Maestro porque viendo lo que se ve, Chef me parece un término mancillado, no sé si en pro de la audiencia, con actuaciones intolerables de humillación y desprecio, con faltas de respeto, con un vocabulario vulgar, con calificativos hacia la comida, que con la que está cayendo, ya les vale. De esto también se aprende: gracias pero yo no os compro. Semejantes personas me sobran.

Campoviejo en su cocina hace un alarde de buen hacer, y de una generosidad total,  compartiendo hasta el más mínimo detalle de sus recetas para que podamos prepararlas en casa con éxito asegurado de antemano.

Esta casi ensaladilla me enamoró desde el primer momento.

Hecha con verduras eco, otra constante en Campoviejo, que cuida el producto de la tierra como nadie.

Ingredientes:

3 patatas medianas de forma regular

2 zanahorias

1 calabacín pequeño

Unas aceitunas sin hueso o rellenas de anchoa

Unas alcaparras

1 tomate

Bonito del norte en aceite

sal

1/2 l de agua

Unas cucharadas de mahonesa

Escamas de atún ahumado ( o piel de bonito tostada)

Alga kombu.

Preparamos el caldo hirviendo en agua el alga y la piel de bonito unos minutos. tapamos y dejamos infusionando media hora. Salpimentamos y colamos. Reservamos.

Torneamos las patatas y formamos tacos. Con un  sacabolas pequeño  (nº 1 o nº 0)vaciamos las patatas con cuidado de no romperlas.

Ponemos a confitar en aceite de girasol o de maíz las patatas torneadas y las bolitas que hemos sacado.

Mientras se confitan las patatas cortamos la zanahoria, el calabacín en brunoise

y los cocemos en agua y sal unos minutos, justo para que ablanden un poco. Reservamos.

Picamos las aceitunas,el tomate y las alcaparras. Reservamos.

Preparamos la sopa que irá de fondo de las patatas : trituramos junto con el caldo (250 ml) una buena cucharada de mahonesa, dos anchoas y migas de bonito. Colamos y probamos por si hay que rectificar algún ingrediente. Reservamos.

Cuando estén hechas las patatas las sacamos y escurrimos.

En un bol ponemos las verduras (zanahoria, calabacín y tomate) las aceitunas,las alcaparras, las bolitas de patata, migas de bonito y mezclamos con mahonesa.

Rellenamos las patatas con la ensaladilla y las acabamos con una lasca de bonito y una bolita de patata.

Para emplatar ponemos en el fondo del plato la sopa de atún, justo que lo cubra.

Encima colocamos una patata (si es para un aperitivo) o dos. Con una pipeta adornamos con unas gotas de aceite.

Es un plato exquisito y precioso, tratándose de Campoviejo, no se extrañará de este calificativo, porque es algo que aprendí de él, recrearme en la estética del plato y disfrutar también con la vista.

 

Espero que os guste.

* Lo ideal es emplatar en un plato negro, queda mucho más vistoso.

Compartir este post

Repost 0
3 agosto 2015 1 03 /08 /agosto /2015 16:45

Decir ensalada mixta y no decir nada es todo uno. Lo más común es que sea una ensalada al centro con tomate, lechuga, cebolla, un pelín de atún y unas aceitunas. En mi casa, como supongo que sucede en todas las casas, cada uno tiene gustos diferentes, a María no le gusta ni el tomate ni el pepino, a mí no me guata el pepino, el maíz, ni la zanahoria, a ambas la dieta no nos permite las aceitunas.

Por todo esto y por la poca gracia que me hace andar escarbando en la fuente, lo mejor es hacer la ensalada individual y a cada uno  la “mixta” a la medida. Y de paso nos sacia más ( aunque sea mentalmente)  tener un plato de entrante que una fuente para compartir.

Como es obvio, esto no es una receta, es una idea que a mí me funciona, y que me parece más presentable y más estética.

Mi ensalada de dieta:

Lechuga

Tomate

Bonito del norte

Yemas de espárrago

Huevo cocido

Sal gruesa

Aceite de oliva

Vinagre de manzana

(Añadidos al gusto: lechugas y hojas  variadas,  cebolla, zanahoria rallada, pepino, aceitunas, maíz, remolacha, aguacate, mango, piña, pollo …)

Fundamental es que los ingredientes sean de buena calidad, porque van tal cual.

Para que sea más fácil de comer lo mejor es poner la lechuga en juliana y en taquitos pequeños el resto de ingredientes.

En cuanto al aliño, importante usar un buen aceite, una sal marina gruesa y un vinagre suave porque ya aporta acidez el tomate.

Espero que os guste la idea, y que hagáis vuestra ensalada  "personal e intransferible"

Compartir este post

Repost 0
6 julio 2015 1 06 /07 /julio /2015 19:30

mozzarella vinagreta de tomate

Es casi una caprese. La diferencia es la textura y el aliño del tomate. María es incapaz de tomar un trozo de tomate, cosa que a lo largo de los años me he dado cuenta de que le pasa a mucha gente, especialmente a los niños.

mozzarella vinagreta de tomate

Y una vez más comprobamos que  casi con los mismos ingredientes tenemos  un resultado diferente.

Para que el tomate emulsione bien con el aceite es importante poner el ajo bien rallado o ligarlo antes en el mortero con el aceite.

mozzarella vinagreta de tomate

Ingredientes:

Mozzarella de búfala

3 tomates carnosos y maduros

2 dientes de ajo

50 ml de aceite

Sal

Aunque se llama vinagreta de tomate, no lleva vinagre, es suficiente con el ácido del tomate.

mozzarella vinagreta de tomatemozzarella vinagreta de tomate

Rallamos el tomate,  haciendo un corte en cruz por donde empezamos a rallar, de forma que la piel quede separada y no pasa al rallado. Rallar el ajo (con un rallador fino) sobre el tomate .

mozzarella vinagreta de tomatemozzarella vinagreta de tomate

ponemos sal y añadimos el aceite en un hilo mientras batimos con una varillas pequeñas co con un tenedor, hasta integrar el aceite y el tomate quede cremoso. Reservamos.

mozzarella vinagreta de tomatemozzarella vinagreta de tomate

Lavamos la mozzarella y la cortamos en rodajas.

mozzarella vinagreta de tomate

En un plato ponemos unas cucharadas de la vinagreta de tomate y encima vamos colocando la mozzarela. Con una hoja de albahaca tenemos el plato listo para disfrutar.

mozzarella vinagreta de tomate

Espero que os guste.

Compartir este post

Repost 0

Autor

              Belenciaga

Buscar

El Blog

     Belenciaga paso a paso

  

Mis recetas paso a paso, con la única intención de mostrar que hacer un plato sabroso, sencillo y apetecible está al alcance de todos. Son recetas para el día a día, para una celebración familiar, o para una reunión de amigos...Los únicos ingredientes imprescindibles son el disfrute y el entusiasmo para hacerlas y el placer de compartirlas.                  

Gastromanía

prendes-078--corter---copia-copia-1.jpg

 Gastromanía  es un nuevo espacio en mi blog.                                     Una gran mesa virtual en la que podréis disfrutar los platos de   grandes  chefs.

 

Categorías