Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog
28 abril 2017 5 28 /04 /abril /2017 17:10

Las ensaladas que habitualmente preparo con una base de patata cocida, (ensalada de merluza, ensalada de langostinos) cuando quiero adaptarlas a platos más ligeros sustituyo la patata por coliflor hervida.

La mayonesa siempre la  preparo en casa, para estos platos la aligero con unas gotas de vinagre y una cucharada de agua.

Ingredientes (por ración):

200 g de coliflor

90 g de rape

60g de langostinos

Sal

1 ramita de perejil

1 cucharada de mayonesa casera

Limpiamos la coliflor y la cocemos al vapor en la olla a máxima  4 minutos. Reservamos.

Ponemos agua y sal a hervir y cocemos los langostinos 1-2 minutos dependiendo del tamaño. Pelamos  y cortamos en trozos pequeños.

Cocemos el rape con agua, sal, ramita de perejil. Cortamos en dados.

ee-026-copia-1.jpg

Diluimos la mayonesa con unas gotas de vinagre y una cucharada de agua (o leche) hasta que quede fluida para cubrir la ensalada.

Montamos directamente en el plato:

Cortamos la coliflor y ponemos como fondo de la ensalada. Encima ponemos el rape cortado y los langostinos. Acabamos con la mayonesa repartida por encima.

Ensalada lista para llevar a la mesa.

Espero que os guste.

Compartir este post

Repost 0
23 abril 2017 7 23 /04 /abril /2017 11:18

Las ensaladas en casa suelen llevar el sello de María.  Yo soy más conservadora a la hora de preparar ensaladas, aunque en esta ensalada de salmón nos hemos puesto de acuerdo en repartirnos los ingredientes, queso de cabra y alcaparras en la suya, queso fresco, macadamia y aguacate en la mía.

Las dos muy recomendables.

Se puede preparar tanto con salmón ahumado como marinado. La vinagreta con o sin aguacate, pero con limón, aceite y sal ahumada.

Ingredientes:

Lechuga o mezcla de brotes tiernos

Salmón ahumado

Queso fresco, queso rulo cabra

Nueces, nueces macadamia

Alcaparras

Zumo de limón

Aceite de oliva

Aguacate

Sal ahumada o flor de sal

Troceamos la lechuga cortándola en juliana. O preparamos los brotes. Ponemos extendida la verdura en el plato.

Si vamos a poner aguacate lo pelamos y troceamos en cubitos las ¾ partes. El otro cuarto lo picamos más fino para la vinagreta.

Picamos las nueces, el queso fresco, y el salmón. Reservamos.

Montamos la ensalada, con o sin aro de emplatar. Ponemos sobre la lechuga una capa de aguacate en el centro, encima el salmón, echamos el queso, las nueces y las alcaparras.

Hacemos la vinagreta con aceite, zumo de limón y flor de sal y regamos la ensalada.

 Si queremos ponerle vinagreta de aguacate añadimos una cucharada de la que habíamos picado.

Para acabar, rallamos nuez de macadamia por encima.

Espero que os guste.

Compartir este post

Repost 0
15 abril 2017 6 15 /04 /abril /2017 17:26

A medio camino entre la empanada  de bacalao y las patatas asadas rellenas, estas tartaletas son un aperitivo muy rico que es muy sencillo de preparar en poco tiempo, incluso podemos hacerlo por tiempos, tener las tartaletas de hojaldre horneadas  y rellenarlas  un momento antes de servir.

Ingredientes: (15 tartaletas)

Una plancha de hojaldre (1 ½ dependiendo del tamaño y forma)

2 puerros

1 lomo de bacalao fresco (300g limpio)

50 ml de aceite

Huevo batido (o unas cucharadas de leche)

Pasas  de Corinto sin semillas (un puñado)

Mayonesa, alioli, o mayonesa de ajo

Extendemos la plancha de hojaldre y recortamos círculos del tamaño del molde de tartaletas que vayamos a usar (yo utilicé las de 6 cm que quedan de bocado).

Forramos los moldes y pinchamos el fondo (no importa mucho que suban, al sacarlas las aplanamos para hacer hueco al relleno).   Las pintamos con huevo batido o con leche.

Las horneamos 15-20 minutos en el horno precalentado a 180º.

Limpiamos los puerros y los cortamos en rodajas muy finas. Los ponemos a pochar con el aceite a fuego lento, removiendo de vez en cuando.

Ponemos a cocer el bacalao en agua y sal (si es fresco) y lo hervimos 3-4 minutos, hasta que veamos que se separan las lascas. Lo sacamos  bien escurrido y lo limpiamos quitando la piel y espinas. Desmenuzamos.

Añadimos el bacalao al puerro pochado y ponemos las pasas. Se deja unos dos tres minutos a fuego lento para que se mezclen bien los sabores.

Rellenamos las tartaletas con una cucharada de bacalao. Las cubrimos con mayonesa y las ponemos a gratinar con el grill al máximo. Las sacamos en cuanto se vean doradas.

Servimos bien calientes.

Espero que os guste.

Compartir este post

Repost 0
13 abril 2017 4 13 /04 /abril /2017 18:06

Una croqueta y dos acabados, sería un buen resumen de como un pequeño cambio a la hora de freír las croquetas dan resultados bien distintos.

En este caso la masa de las croquetas es la misma, una base de bechamel (las croquetas  de bacalao también se pueden hacer con patata en vez de bechamel), cambia la forma del acabado, unas van rebozadas con huevo batido y a la sartén y las otras se empanan después de pasarlas por el huevo.

Las primeras son un puro bocado de crema  en una ligerísima corteza;

en  las otras la corteza es más gruesa, lo que las hace más resistentes  y se pueden formar mejor (son más adecuadas para congelar).  Para no verme en el aprieto de tener que recomendar una, lo mejor es hacer las que vayamos a tomar en el momento pasadas por huevo, y las que vayamos a dejar para congelar hacerlas de manera tradicional.

Ingredientes:

350 g de bacalao desalado

1 cebolleta

Unas ramas de perejil

75 g de harina

1 l de leche

75 ml de aceite

Sal

 Huevo batido

Pan rallado

Aceite para freír

Empezamos preparando los ingredientes: pelamos la cebolleta y la cortamos en brunoise muy fina. Lavamos el perejil y también lo picamos. Quitamos la piel y las espinas al bacalao y lo cortamos en trocitos pequeños.

Ponemos 50 ml de aceite en la sartén en la que vayamos a hacer la bechamel y pochamos a fuego lento la cebolleta.

 En otra sarten ponemos el resto del aceite (25 ml) y salteamos a fuego vivo el bacalao (para que no pierda agua), añadimos el perejil picado, mezclamos y reservamos.

Cuando la cebolleta esté tierna  echamos la harina y rehogamos unos minutos para que no sepa a cruda la bechamel.

Vamos añadiendo leche a pocos y con una cuchara removemos hasta que se integre.

Repetimos con más leche, removiendo sin parar. Cuando ya esté cremosa pasamos a remover con las varillas. Yo pongo la leche del tiempo, pero se podría añadir caliente.

 La proporción de harina es muy baja, así que el conseguir una bechamel fina y con cuerpo es cuestión de cocer más tiempo para que evapore. Es más costoso, pero merece la pena porque es el único secreto de una buena croqueta.

Cuando ya casi esté la bechamel añadimos el bacalao rehogado con el perejil, mezclamos y cocemos un par de minutos. También he visto recetas en las que el bacalao se pone desde el principio junto con la cebolleta, pero encuentro que se deshace demasiado y queda una masa muy homogénea donde no se aprecia el bacalao. A mí me gusta más encontrar algún trocín de bacalao.

Pasamos la masa a una fuente y la tapamos con film a piel para que no coja corteza. Dejamos enfriar fuera del frigo, cuando ya esté fría la metemos al frigo una hora.                                 Batimos el huevo y ponemos un plato con pan rallado. Vamos cogiendo porciones de masa y las pasamos por pan rallado.

En este punto separamos las que vayamos a tomar pasadas por huevo y seguimos haciendo el resto: se pasan por pan rallado, huevo batido y de nuevo por pan rallado.

Para freír las rebozadas, simplemente las pasamos por huevo batido y a la sarten con abundante aceite.

Rebozadas

Les damos la vuelta y cuando están doradas se sacan sobre papel de cocina.

 Se toman bien calentitas, para que se fundan en la boca.

Las empanadas se fríen igual, en aceite abundante, moviendo la sartén para que el aceite las cubra y no se abran.

Espero que os guste.

Compartir este post

Repost 0
10 abril 2017 1 10 /04 /abril /2017 17:15

Una empanada a mí me parece perfecta para una excursión, una comida en el campo: fácil de comer sin cubiertos ni platos, rica fría o caliente, que nos evita las prisas de última hora para salir a comprar el pan del día, y que podemos dejar hecha la noche anterior. Y para estas fechas si es de bacalao perfecta.

He preparado dos porque una de ellas lleva pasas que no gustan a todo el mundo. Otra novedad es que he usado un hojaldre distinto al que venía usando.

El hojaldre de Lidl me parecía de los mejores que había en el mercado, pero hace un tiempo ha salido el de Casa Tarradellas, normal y con mantequilla que me parecen  mucho mejor. Y como ya sabréis esto es una opinión independiente, sin ningún interés comercial ni publicitario.

Ingredientes  para  una empanada grande o dos medianas:

2 planchas de hojaldre

1 manojo de puerros

400 g de bacalao desalado

Sal

4 cucharadas de aceite

Un puñado de pasas  (opcional)

Se limpian los puerros y se cortan en juliana muy fina y los ponemos a pochar en el aceite a fuego muy bajo. Ponemos sal y removemos de vez en cuando.

Cocemos el bacalao dos o tres minutos. Sacamos a un plato y dejamos templar para poder limpiarlo y desmenuzarlo.

Cuando el puerro esté tierno y bien pochado añadimos el bacalao a la sartén. Mezclamos y lo dejamos unos minutos para que tomen el sabor. Si vamos a hacer toda la empanada con pasas las añadimos al bacalao y mezclamos, si no separamos la parte sin pasas.

Extendemos el hojaldre sobre el propio papel del envoltorio y ponemos el relleno repartido dejando un cm libre en los bordes. Cubrimos con la otra plancha de hojaldre, pegamos presionando los bordes y recortamos con el cortador de pizza. Así los bordes subirán pegados y no se nos saldrá el relleno.

Pintamos con huevo batido la empanada, y pinchamos la parte superior.

Se hornea a 200º calor arriba y abajo en la parte inferior del horno  (en el segundo riel de abajo), unos 25-30 minutos.

Si la hacemos con antelación para tomar en casa podemos calentarla cinco minutos en el horno y volverá a quedarnos crujiente.

Espero que os guste.

Compartir este post

Repost 0
6 abril 2017 4 06 /04 /abril /2017 11:55

Los garbanzos son de las legumbres  más populares en tiempo de Cuaresma y Semana Santa. Pienso que es porque son los que mejor van a los potajes de vigilia, con pescados en vez de carne.

Los preparo con mejillones, gambas, calamares y por supuesto con el más tradicional de todos, con bacalao.

Todos estos potajes ya están en el blog, pero falta uno que para mi gusto es delicioso: garbanzos con choco (sepia).

Ingredientes:

 Garbanzos

Sepia

Un trozo de pimiento rojo

¼ de cebolla

1 puerro

2 cebolletas pequeñas

2 dientes de ajo

Azafrán

Sal

 Aceite

Se ponen a remojo los garbanzos la noche anterior.

Ponemos a estofar los garbanzos (todo en crudo) con el pimiento, cebolla , media cebolleta un diente de ajo, sal,azafrán y un chorrito de aceite. Cubrimos con agua y cocemos hasta que los garbanzos estén tiernos. Si los hacemos en la olla tardan 15-20 minutos.

Mientras se hacen los garbanzos picamos el diente de ajo y la cebolleta muy finos.

Los ponemos en una sartén a pochar con un poco de aceite sin que se doren demasiado.

Cuando este tierna la cebolleta añadimos la sepia cortada en trozos pequeños y salteamos.

Abrimos la olla y sacamos las verduras para triturarlas en la minipimer. Añadimos este puré a los garbanzos y si necesitan más caldo añadimos un poco de agua. Echamos el choco pochado con la cebolleta a la olla y cocemos diez minutos más para que los garbanzos cojan el sabor del choco.

 Dejamos reposar cinco minutos y listo el potaje para servir.

Espero que os guste.

Compartir este post

Repost 0
27 marzo 2017 1 27 /03 /marzo /2017 15:15

Para salirnos de la típica tabla de pulpo a feira, sin perder la esencia de la receta lo hice en milhojas de patata.

Vi esta presentación en una publicidad de Angulas de Aguinaga, aunque yo le añadí una muselina de alioli.

La receta original pone las patatas confitadas, que llevan bastante tiempo. Para acortar la preparación o tener adelantada la receta, yo primero cocí las patatas con piel (la noche anterior) y luego las confité cuatro o cinco minutos al momento de hacerlas.

Ingredientes:

Pulpo cocido

1 patata grande por milhojas

1 cucharada de aceite de oliva

Sal gorda

Pimentón dulce y/o picante

1 cucharada de mayonesa de ajo

 Una cucharada de nata ligera

Aceite para confitar las patatas.

Si queremos confitarlas patatas, empezamos pelándolas y cortándolas en rodajas finas. Ponemos aceite abundante en una sartén y echamos las patatas cuidando de que el aceite no pase de 75º-80º.

Yo cocí las patatas el día anterior con piel en agua y sal. Las dejé enfriar y al momento de montar el plato las pelé, las corté en rodajas finas y las puse a confitar en aceite cuatro minutos. Las saqué escurridas (sin poner papel).

Se calienta el pulpo si ya estaba cocido,  y se corta en láminas finas.Aligeramos la mayonesa de ajo con nata.

Montamos las milhojas directamente en el plato donde vayamos a servirlas. Empezamos poniendo una rodaja de patata, encima láminas de pulpo, otra vez patata y rodaja de pulpo. Ponemos tres capas de pulpo y tapamos con una de patata.

Ponemos un hilo de aceite y espolvoreamos con pimentón y unas piedras de sal.

Ponemos una cucharadita de alioli en la milhojas.

Espero que os guste.

Compartir este post

Repost 0
18 marzo 2017 6 18 /03 /marzo /2017 21:38

Normalmente en el fin de semana tenemos más tiempo libre, y nos gusta hacer una comida un poco más especial, pero también es cierto que nos apetece descansar y no meternos mucho en la cocina.

Se puede compaginar las dos cosas buscando recetas que podamos dejar medio hechas o que sean sencillas y rápidas de preparar.

Un aperitivo rico  redondea un menú de fiesta, y si además  de rico no nos ocupa mucho tiempo ni esfuerzo, perfecto.

Este aperitivo de pulpo creo que reúne todas las condiciones, rico, fácil, y rápido.

Salvo que vivamos en zona costera donde podamos adquirir pulpo de confianza, la solución de comprarlo ya cocido es una buena opción.

  

Ingredientes:

Pulpo cocido

Copos de patata

Queso de tetilla

Mascarpone

Leche

Maizena

Aceite de oliva

Sal

Pimentón

No pongo cantidades porque dependerá de las copas que vayamos a hacer. Para las tres que he preparado indico las cantidades que he puesto.

Ponemos 150 ml de leche (o leche/agua) a hervir con sal y un hilo de aceite. Cuando hierve se aparta del juego y se ponen dos cucharadas de copos de patata, dejamos reposar unos segundos y removemos con las varillas hasta que quede un puré espeso y liso. Reservamos.

En una sarten ponemos tres cucharadas de leche (50 ml) y fundimos el queso de tetilla (30 g). Este queso es bastante ácido y parecerá que se corta, es normal. Añadimos una cucharada de mascarpone y mezclamos. Disolvemos una cucharita rasa de maizena en dos cucharadas d e leche y lo añadimos a la crema, removemos hasta que hierva y lo añadimos al puré de patata.

Mezclamos bien con las varillas hasta que quede un puré cremoso. Lo pasamos a una manga para rellenar las copas.

Llenamos las copas hasta las ¾ partes.

Cortamos el pulpo y lo calentamos sobre agua hirviendo o en el microondas tapado con film. Ponemos unas rodajas en cada copa, con un hilo de aceite de oliva un poco de pimentón (dulce o picante, a nuestro gusto). Ponemos unos granos de sal gruesa.

Ya está el aperitivo para llevar a la mesa.

Si queremos ponerlo como entrante usamos copas más grandes  o en platos hondos.

Aunque me parece que como aperitivo es una cantidad idónea, justo para disfrutar sin llegar a saturarnos.

Espero que os guste.  

Compartir este post

Repost 0
14 marzo 2017 2 14 /03 /marzo /2017 21:13

En esta receta mi única función es publicarla, la preparó María después del curso de cocina japonesa al que fuimos hace unos meses.

La cocina japonesa bajo ese aspecto de sencillez y refinamiento, esconde elaboraciones  a veces sutiles, pero imprescindibles para que el resultado sea un éxito.

La receta podríamos dividirla en dos  apartados: por una parte el marinado del atún y por otra la preparación del arroz. Los más puristas añadirían un tercer apartado, el cortado del pescado, pero nosotras no llegamos a tanto.

Ingredientes:

Atún rojo

Salsa de soja

Aceite de sésamo (o aceite de semillas)

Mirin  (o agua)

Arroz variedad japónica ( minori, fuji mai…)

Vinagre de arroz

Azúcar

Sal

Semillas de sésamo

Se necesita que los lomos de atún estén cortados en rodajas gruesas (unos 2 centímetros). Limpiamos el atún quitando la piel y la parte más oscuras y lo cortamos en dados de 2 cm de lado.

Preparamos en un bol el marinado con 1 parte (50 ml) de salsa de soja, ½ parte (25 ml)  de mirin (licor japonés) que podemos sustituir por agua y ¼ de parte (una cucharada) de aceite de sésamo (se puede sustituir por aceite de girasol). Mezclamos y sumergimos los dados de atún. Después de unos diez minutos les damos la vuelta y los dejamos otros diez minutos.

Mientras, empezamos a lavar el arroz, primero en un colador para quitar las impurezas, después lo ponemos en un bol y lo cubrimos con agua y lo frotamos entre las palmas de las manos para quitar el almidón. Escurrimos y repetimos 4 o 5 veces hasta que el agua quede transparente.

Lo pasamos a la olla cubierto con agua y lo dejamos remojar media hora. Tapamos y lo ponemos a fuego fuerte hasta que hierva, lo dejamos tres minutos y bajamos el fuego  a medio (casi no hierve) y lo dejamos 15 minutos tapamos y dejamos reposar 10 minutos.

Sacamos el arroz a una bandeja para que enfríe. Le ponemos el vinagre de arroz mezclado con  una cucharadita de azúcar y una pizca de sal  y mezclamos (con cuchara de madera o de plástico).

Sacamos el atún escurriéndolo sobre papel de cocina.

Lo emplatamos junto con el arroz, poniendo un poco de sesamo sobre cada taquito.

Espero que os guste.

 

Compartir este post

Repost 0
12 marzo 2017 7 12 /03 /marzo /2017 20:53

Lo complicada que es la mente, y las relaciones que establece. El domingo y el arroz  se llevan bien en mi cabeza, aunque no tengo ni idea del porqué de esa asociación.

Pero hoy domingo, si he preparado  arroz, un arroz no muy  frecuente en nuestra cocina tradicional, pero muy conocido en la cocina portuguesa.  El arroz, más allá de la receta que sea,  me gusta meloso pero no caldoso, una textura  perfecta para el arroz con pulpo.

Ingredientes:

100g de arroz por persona

100 g de pulpo cocido por persona

Pimiento verde

Pimiento rojo

1 diente de ajo

Cebolla

Perejil picado  

Pimentón  dulce

Azafrán  en hebra

4ml de aceite

Sal

3 medidas  (del arroz) de agua de cocer el pulpo o de caldo de pescado

Se pica el pimiento rojo, el pimiento verde, la cebolla, el ajo, en brunoise y se pone en la sartén con el aceite a fuego bajo para hacer el sofrito del arroz.

Ponemos a calentar el caldo y cortamos el pulpo.

Cuando el sofrito está pochado echamos el pulpo cortado  y rehogamos un momento.

Añadimos el pimentón, mezclamos y añadimos el arroz.

Le damos unas vueltas y ponemos la sal (si necesita),el perejil y el azafrán.

Aunque no es un risotto, me gusta poner primero un poco de caldo, remover hasta que se seque y luego añadir el resto del caldo.

Lo hacemos 18 minutos a fuego medio. Lo dejamos reposar 5 minutos antes de servir.

Un arroz delicioso y muy sencillo de preparar.

Espero que os guste.

¡Bien por María que ya lo ha hecho!, y que le ha gustado

Buena pinta,muy buena.

Compartir este post

Repost 0

Autor

              Belenciaga

Buscar

El Blog

     Belenciaga paso a paso

  

Mis recetas paso a paso, con la única intención de mostrar que hacer un plato sabroso, sencillo y apetecible está al alcance de todos. Son recetas para el día a día, para una celebración familiar, o para una reunión de amigos...Los únicos ingredientes imprescindibles son el disfrute y el entusiasmo para hacerlas y el placer de compartirlas.                  

Gastromanía

prendes-078--corter---copia-copia-1.jpg

 Gastromanía  es un nuevo espacio en mi blog.                                     Una gran mesa virtual en la que podréis disfrutar los platos de   grandes  chefs.