Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog
4 noviembre 2016 5 04 /11 /noviembre /2016 16:30

arroz con solomillo

De la misma forma que no todos los platos con alubias son fabada, no todos los arroces son paellas. Con esto  quiero decir que este arroz no pretende ser  una paella de carne ni mucho menos. Yo lo llamo arroz de tenedor, porque en casa no les gusta andar quitando huesos, conchas y demás “estorbos”, les gusta con todos los ingredientes cortaditos y limpios.

arroz con solomillo

Es un arroz muy sencillo de preparar y si tenemos los  sofritos hechos, está listo en media hora.

Os dejo el enlace del sofrito para fondo de congelador.

Al arroz podemos añadirle agua o caldo, pero siempre estará caliente para que al echarlo al arroz, éste no se enfríe.

arroz con solomillo

Ingredientes:

100 g de arroz por persona

100 g de carne por persona (ternera)

1 cucharada de sofrito triturado

2 cucharadas de sofrito (fritada) sin triturar

30 ml de aceite (2 cucharadas)

2 ½ medidas de caldo o de agua. (La medida del volumen del arroz)

Sal

Ajo molido

Unas hebras de azafrán tostado.

arroz con solomilloarroz con solomillo

Puse una punta de solomillo de ternera que me había sobrado de hacer roastbeef. Lo cortamos en trozos pequeños como de bocado.

arroz con solomilloarroz con solomillo

Ponemos el aceite en la sartén y sellamos la carne hasta que coja un poco de color.

arroz con solomilloarroz con solomillo

Añadimos los sofritos, sal y ajo y rehogamos un momento. Echamos el arroz y volvemos a rehogar para que tome el sabor.  

arroz con solomillo

Echamos el caldo caliente y el azafrán tostado.  Esperamos a que rompa a hervir y bajamos el fuego justo para que hierva despacito, lo tenemos cociendo 18 minutos, apagamos el fuego y dejamos que acabe de hacerse cubierto con un paño.

arroz con solomillo

(Depende del arroz que usemos, puede necesitar unos minutos más, o algo más de caldo).

arroz con solomillo

Cuando haya absorbido todo el caldo, con dos cucharas  lo mezclamos antes de servirlo en los platos. Hay quien pone un chorrito de limón para que el arroz quede suelto. Yo no lo puse.

arroz con solomillo

Espero que os guste.  

Compartir este post

Repost 0
2 noviembre 2016 3 02 /11 /noviembre /2016 17:40

Por suerte las recetas con pollo rayan en el infinito, porque cuando te recomiendan comer  carne blanca al menos tienes donde elegir.

Estos  rollos rellenos de mozzarella me han encantado, quedan muy jugosos. Hubo doble versión, solo fritos, y gratinados con más queso (para mí, mejores los gratinados).

Ingredientes:

400 g. de pollo picado

1 mozzarella

Ajo en polvo

1 yema de huevo

Sal

Pan rallado

Harina

1 huevo batido

Aceite para freír

Crema de camembert

Mozzarella rallada

Se sazona la carne con ajo y sal. Se añade la yema y se mezcla bien.

Se corta en cuartos la mozzarella, se divide la carne en cuatro porciones. Con las manos enharinadas, se toma una porción de carne y se aplana ligeramente.

Se pone en el centro el cuarto de mozzarella y se envuelve, dándole la forma de una croqueta grande.

Se pasan por harina, luego por huevo batido y por último se empanan.

Se fríen en abundante aceite, dándoles la vuelta para que se vayan dorando por todas partes.

Si damos por acabado el plato, lo servimos con patatas chips y muuucho, muuucho kétchup en un cuenquito.(Queda claro que el destinatario era un peque, ¿no?).

Para gratinar, pasamos los rollos a una fuente de horno, ponemos una cucharada de queso camembert crema, u un poco de mozzarella rallada, lo metemos al horno con el grill al máximo hasta que quede fundido.

Lo acompañé de patatas paja, y un poquito de kétchup.

Espero que os guste.

Compartir este post

Repost 0
Belenciaga Belenciaga - en Carnes
Comenta este artículo
27 octubre 2016 4 27 /10 /octubre /2016 14:45

Otro día para celebrar, y otra vez que no llego a tiempo. Día mundial de la pasta, entiendo yo que será la pasta italiana que no se referirá al parné, porque no están los tiempos  para llegar tarde a cobrar.

Pasta y receta italiana que reúne dos de los ingredientes preferidos de María: la pasta y la  boloñesa, en este caso una muy especial, boloñesa de jabalí. 

Es un plato común  en  la Toscana, donde el jabalí (cinghiale) se prepara de muchas formas.

Ya estamos en temporada de caza y conseguí un jabalí pequeñito, que tuve que cortar y deshuesar  para guardarlo en el congelador. Un trabajo que si podéis evitarlo, mejor. Aquí en temporada se consigue en  algunas carnicerías.

Ingredientes:

350 g de carne de jabalí

1 cebolla grande

1 lata de tomate natural

2 dientes de ajo (o ajo molido)

1 cucharada de concentrado de tomate

Romero, orégano…

200 g de tallarines

3 cucharadas de aceite

50 ml de vino blanco

Sal.

Picamos la cebolla muy fina y la ponemos a pochar en dos cucharadas de aceite. Removemos de vez en cuando. Cuando esté blanda y bien pochada añadimos el tomate y ponemos la sal. La dejamos a fuego suave para que vaya espesando.

Picamos la carne y la adobamos con sal, romero, orégano. Ponemos una sartén al fuego con una cucharada de aceite, cuando esté bien caliente salteamos la carne hasta que quede suelta, y doradita. Al ser carne de alimentación natural no tiene tendencia a soltar agua como pasa con la carne de pollo o ternera, por ejemplo.

Ponemos a hervir agua y sal para cocer la pasta. Cuando rompa a hervir echamos los tallarines y cocemos siguiendo el tiempo recomendado en el paquete.

Añadimos la salsa de tomate a la carne. Probamos de sal y ponemos una cucharada de concentrado de tomate y el vino blanco.

Dejamos reposar hasta que esté cocida la pasta.

Sacamos al plato la pasta escurrida, y ponemos la boloñesa en el centro.

Se puede rallar un poco de parmesano, pero en concreto  esta boloñesa la prefiero tal cual.

Así quedó el plato de María, qué alegría, qué bien me come mi niña (aunque sea con 35 años de retraso jajajaja)

Espero que os guste.     

Compartir este post

Repost 0
24 octubre 2016 1 24 /10 /octubre /2016 17:29

Conociéndome es fácil deducir que no es imprescindible ser triatleta para tomar un buen plato de este cuscús. Cuando  María viene a  pasar unos días suele traer la receta de algún plato que ha probado y la preparamos en casa. Hacía tiempo que venía hablándome del cuscús que  hacen  unos compañeros, Laura y José Manuel  y  esta vez  vino con  la receta y la advertencia de “no vayas a poner  cuscús de Laura y José Manuel, que no es nuestra, no sé de dónde la sacamos”. Oído cocina, como  Jose  es triatleta y la tiene incluida en su dieta, el nombre sale del tirón: Cuscús de triatleta.

He seguido la receta al pie de la letra, pero se adapta fácilmente al gusto personal, quitando, añadiendo, cambiando ingredientes.

Ingredientes (para dos personas)

150 g de cuscús

150g de pechuga de pollo

50 g de queso de cabra o feta

50 g de nueces

50 g de pasas sin semillas

½ berenjena

3 cucharadas de aceite

Zumo de limón (al gusto)

Sal

Una nuez de mantequilla (opcional)

Empezamos por asar la pechuga de pollo en filetes, ponemos sal y un hilo de aceite.

En otra bandeja asamos la berenjena en rodajas.

Mientras se asan, vamos picando el resto de ingredientes y preparando el aliño con las cucharadas de aceite, el zumo de limón y sal.

Cuando  la berenjena y el pollo también los cortamos en trocitos.

Para preparar el cuscús, lo medimos y ponemos el mismo volumen de líquido (agua o caldo) a calentar, hasta que rompa a hervir. Echamos el cuscús y dejamos reposar 5 minutos.

Pasado este tiempo removemos y si queremos ponemos la nuez de mantequilla (María no la puso). Vamos añadiendo los ingredientes picados y mezclando.

Por ultimo ponemos el aliño y mezclamos bien.

Es un plato que se puede tomar caliente o frio (tibio).

Me ha gustado mucho, a pesar de las miradas inquisitivas de María, y de que no quedara muy convencida de que me gustara.

Espero que os guste.

Compartir este post

Repost 0
18 octubre 2016 2 18 /10 /octubre /2016 15:30

pollo con verduras de huerta

Para quienes ya tenemos una edad, y un poco de memoria, recordar el pollo que comíamos  en la infancia y empezar a salivar es todo uno. Cierto que la producción en granjas ha permitido que el pollo se convierta en algo asequible para casi todas las economías. Y también es cierto por increíble que parezca, que hay quienes prefieren este pollo al criado en el campo.

pollo con verduras de huerta

En el mercado podemos encontrar distintas selecciones, pollos camperos, de corral y el que en Asturias llamamos pitu de caleya. La diferencia fundamental es el tipo de alimentación y el espacio en que se crían.

pollo con verduras de huerta

 A mí me gusta más comprarlo en mi carnicería, donde lo encuentro de corral  alimentado con grano, que en los supermercados grandes.  Y con este pollo,  las verduras y hortalizas de huerta (parece redundante, pero ya me entendéis ¿no?)queda un plato de lujo.

pollo con verduras de huerta

Ingredientes:

Muslos de pollo

Pimiento rojo

Pimiento verde

Cebolleta

Patatinos (patatas pequeñas)

½ vaso de vino blanco

3 cucharadas de aceite de oliva

Ajo molido (pimienta si os gusta)

Sal

pollo con verduras de huerta

Ponemos sal al pollo (y si usamos ajo fresco se lo añadimos también). Reservamos.

pollo con verduras de huertapollo con verduras de huerta

Mientras, limpiamos las verduras, pimientos, cebolleta y las cortamos. Pelamos las patatas.

pollo con verduras de huertapollo con verduras de huertapollo con verduras de huerta

Ponemos al fuego la olla con el aceite y doramos el pollo. Cuando está dorado lo sacamos a un plato.

pollo con verduras de huertapollo con verduras de huertapollo con verduras de huertapollo con verduras de huerta

Ponemos en el aceite caliente los pimientos y la cebolleta, con una pizca de sal y los pochamos un poco.

pollo con verduras de huertapollo con verduras de huertapollo con verduras de huertapollo con verduras de huerta

Devolvemos el pollo a la olla. Condimentamos con el ajo en polvo y la pimienta molida. Añadimos el vino blanco y dejamos que se evapore el alcohol.  Cerramos la olla y dejamos 12 minutos.

pollo con verduras de huertapollo con verduras de huertapollo con verduras de huerta

Bajamos la presión, abrimos la olla y colocamos las patatas entre los trozos de pollo, ponemos una pizca de sal sobre las patatas, cerramos de nuevo la olla y cocemos 5 minutos más.  Este pollo es más duro, con el pollo normal bastarían 10 minutos. En ollas que  pierden vapor durante la cocción se añade un chorrito de agua.

pollo con verduras de huerta

Pasado el tiempo apagamos y esperamos a que baje la presión.

pollo con verduras de huerta

Sacamos al plato y listo para llevar a la mesa.

pollo con verduras de huerta

 Para mí es un plato único, pero se puede acompañar con una ensalada o un primero ligero como un consomé o una crema.

pollo con verduras de huerta

Espero que os guste.

Compartir este post

Repost 0
1 octubre 2016 6 01 /10 /octubre /2016 17:00

Cuando tenemos un ingrediente de primera calidad lo mejor es prepararlo con recetas sencillas, sin muchos condimentos que enmascaren su sabor. Con estos fréjoles he preparado una ensalada, hechos al vapor para que no se pierda en el agua de cocción sus propiedades.

Ya comenté que no se necesita quitarle los hilos laterales porque son mínimos. Para cocinarlos simplemente se lavan y se les quitan los extremos al trocearlos.

Los acompañé con una patata  y un aceite de rehogar unos taquitos de jamón.

Ingredientes:

 Fréjoles rojos

Patata para cocer

Jamón en taquitos

2 cucharadas de aceite de oliva

Huevo cocido

Sal  si se necesita

Pelamos las patatas y las cortamos en rodajas, colocamos en el cestillo de la olla para hacerlas al vapor.

Lavamos los fréjoles y los cortamos en tres o cuatro trozos y los ponemos encima de la patata.

Si queremos poner un extra de sal, la ponemos por encima de los frejoles. (Yo no le puse porque me parece suficiente con la del jamón).

Ponemos dentro de la olla con un poco de agua en el fondo y cocemos  8-10 minutos.

Cocemos el huevo (8 minutos).

Mientras en una sartén el aceite y rehogamos el jamón. Reservamos.

                     En la imagen podemos observar la finísima piel de esta variedad

Cuando la verdura esté cocida sacamos el cestillo y pasamos a emplatar la ensalada.

Ponemos en el fondo las rodajas de patata. Encima los fréjoles y aliñamos con el aceite y el jamón.

Si os gusta podéis poner un chorrito de vinagre.

Coronamos el plato con unos gajos de huevo. Listo para llevar a la mesa.

Normalmente este plato sería un entrante, pero si estamos a dieta o queremos hacerlo plato único, es cuestión de aumentar las cantidades.

Espero que os guste.

Compartir este post

Repost 0
4 septiembre 2016 7 04 /09 /septiembre /2016 18:13

Restaurante Cosme rabo de toro

Cuando te ponen una carta delante te asaltan amores a primera lectura. Y este fue el caso con el rabo de toro al chocolate con frutos silvestres y patata panadera. Y no me defraudó en absoluto, un plato para incorporar a la cocina de casa.

Restaurante Cosme rabo de toro

Es delicioso y para los comensales más “perezosos” el timbal es perfecto para no tener que andar escogiendo ni peleándose con el hueso.

Lo hice varias veces y lo tenía preparado para publicar, pero con el parón del blog ahí quedó. En los próximos días voy a hacer una escapadita a Madrid  para el estreno de Evita y tengo previsto cenar en Cosme, así que hay que hacer sitio en la carpeta para nuevas recetas.

Restaurante Cosme rabo de toro

Quiero  dedicar esta receta  a Cristina Diaconu como una manera sabrosa de darle las gracias.

Restaurante Cosme rabo de toro

Conseguir rabo de toro es entre imposible si lo queremos de lidia, y difícil, pero podemos encontrarlo de buey o de ternera  o encargarlo en nuestra carnicería. Si nos lo cortan en la carnicería estupendo, si no  en casa. Merece la pena perder un poco de tiempo para cortarlo por las coyunturas para aprovechar toda la médula.

Restaurante Cosme rabo de toro

Ingredientes:

1 rabo de buey o ternera

2 cebollas

1 puerro

3 dientes de ajo

Sal

½ l de vino tinto (o lo que se necesite para cubrir la carne)

1 cucharadita de cacao puro o una onza de chocolate negro

2 patatas

Frutos rojos  (frambuesas, moras, arándanos)

100 ml de aceite de oliva

Romero fresco

Adobamos  como tengamos por costumbre, el rabo admite bastantes condimentos, yo solo  puse ajo, romero fresco y sal. Se deja unas horas para que tome sabor.

Restaurante Cosme rabo de toroRestaurante Cosme rabo de toro

Ponemos en la olla el aceite, cuando esté calientes doramos los trozos de rabo para sellarlos. Si vamos a preparar mucha cantidad lo doramos por tandas. Sacamos a un plato

Restaurante Cosme rabo de toroRestaurante Cosme rabo de toroRestaurante Cosme rabo de toroRestaurante Cosme rabo de toro

En la misma olla sin colar el aceite echamos las cebollas y el puerro cortados finos y rehogamos para que arrastren la proteína que ha soltado la carne al dorarse, añadimos el ajo y el jugo del adobo. Cuando esté blandito devolvamos la carne a la olla y removemos. Rectificamos  de sal si es necesario.

Restaurante Cosme rabo de toroRestaurante Cosme rabo de toro

Ponemos el vino tinto y dejamos a fuego lento hasta que la carne esté hecha y se desprenda del hueso.

Restaurante Cosme rabo de toroRestaurante Cosme rabo de toro

Si lo hacemos en la olla a presión tapamos después de añadir el vino y lo hacemos 20 minutos.

Restaurante Cosme rabo de toro

Mientras enfría un poco la carne para poder manipularla, vamos preparando las patatas y la salsa.

Restaurante Cosme rabo de toroRestaurante Cosme rabo de toro

Pelamos las patatas y las cuadramos. Cortamos rodajas de un centímetro aproximadamente. Ponemos aceite en un cazo hondo y las confitamos a  baja temperatura para que se hagan sin tomar color.

Restaurante Cosme rabo de toroRestaurante Cosme rabo de toroRestaurante Cosme rabo de toroRestaurante Cosme rabo de toro

Sacamos los trozos de carne y trituramos la salsa. La colamos en un cazo y la ponemos al fuego para que pierda el aire. Añadimos el cacao y mezclamos. Queda una salsa bastante espesa como para napar y muy brillante por toda la gelatina de la carne.

Restaurante Cosme rabo de toro

Desmenuzamos la carne,  dejándola limpia y sin hueso.

Restaurante Cosme rabo de toro

Ya tenemos todo preparado para montar el plato.

Restaurante Cosme rabo de toroRestaurante Cosme rabo de toroRestaurante Cosme rabo de toroRestaurante Cosme rabo de toro

Para emplatar usamos un plato hondo o uno de pasta,  ponemos sobre el plato un aro alto de unos 6 cm de diámetro, y vamos rellenando con la carne presionando un poco para que compacte y no se desmorone al quitar el aro.

Restaurante Cosme rabo de toro

Retiramos el aro y salseamos el timbal con la salsa cubriéndolo bien. Ponemos unas patatas en el lateral del plato y unos frutos rojos. Acabamos con una ramita de romero.

Restaurante Cosme rabo de toro

Está el plato listo para llevar a la mesa.

Restaurante Cosme rabo de toro

Espero que os guste.

Compartir este post

Repost 0
8 septiembre 2015 2 08 /09 /septiembre /2015 07:00

Alcachofas rellenas ternera guisadas

Las alcachofas tienen muchas propiedades y nutrientes, hasta el punto de ser protagonistas de alguna dieta, de venderse concentradas en cápsulas, tónicos y bebidas. Sin duda es una verdura muy sana y muy sabrosa.

Alcachofas rellenas ternera guisadas

Si podemos las tomaremos preferentemente frescas y de no ser así, mejor congeladas o en conserva en aceite, que las de lata o “al natural” porque suelen tener un regusto ácido por los conservantes para que no se oscurezcan al oxidarse.

Alcachofas rellenas ternera guisadas

Para comprarlas, elegir las más redondeadas y sobre todo las que estén más prietas. Al limpiarlas quitar las hojas externas, oscuras y duras. Cortamos por la base, si son para rellenar, y si no  mantenemos el tallo y lo pelamos. En cualquier caso añadimos al plato los tallos que son muy sabrosos.

Alcachofas rellenas ternera guisadasAlcachofas rellenas ternera guisadas

Esta receta es sencilla, sabrosa y puede hacerse en la olla a presión lo que acorta el tiempo de preparación.

Si lo preparamos como entrante bastará con dos alcachofas por persona, pero puede ser un plato único completo y sano poniendo más cantidad.

Alcachofas rellenas ternera guisadasAlcachofas rellenas ternera guisadas

Ingredientes:

2 o 3 alcachofas por persona

1 cebolla grande

200 g de carne picada

80 g de jamón picado

Ajo en polvo

Sal

½ vaso de vino blanco

50 ml de aceite

Alcachofas rellenas ternera guisadasAlcachofas rellenas ternera guisadas

Pelamos la cebolla y la cortamos en brunoise fina. Las ponemos a pochar en el aceite y a fuego lento.

Alcachofas rellenas ternera guisadasAlcachofas rellenas ternera guisadasAlcachofas rellenas ternera guisadasAlcachofas rellenas ternera guisadas

Limpiamos las alcachofas cortando la punta y quitando las hojas más duras. Cortamos el tallo y lo pelamos. Vamos poniendo las alcachofas y los tallos limpios en agua con unas gotas de limón para que no se oxiden.

Alcachofas rellenas ternera guisadasAlcachofas rellenas ternera guisadas

Las alcachofas se pueden cocer al vapor en el cestillo de la olla con un poco de sal durante 5 minutos o cocerlas en agua.

Alcachofas rellenas ternera guisadasAlcachofas rellenas ternera guisadasAlcachofas rellenas ternera guisadasAlcachofas rellenas ternera guisadas

Ponemos agua y sal a hervir en una olla en la que quepan las alcachofas. Lavamos bajo el grifo las alcachofas para que pierdan el sabor a limón y las echamos al agua hirviendo. Las cocemos 10-12 minutos para escaldarlas y hacerlas flexibles y manejarlas. Reservamos boca abajo para que escurran por dentro.

Alcachofas rellenas ternera guisadasAlcachofas rellenas ternera guisadas

Preparamos el relleno con la carne picada, la mitad de la cebolla pochada, los tacos de jamón, sal y ajo molido. 

Alcachofas rellenas ternera guisadasAlcachofas rellenas ternera guisadasAlcachofas rellenas ternera guisadasAlcachofas rellenas ternera guisadas

Mezclamos hasta que quede homogéneo. Formamos albóndigas grandecitas como de 35-40 g cada una, calculando que nos salgan ocho (una por alcachofa).

Alcachofas rellenas ternera guisadasAlcachofas rellenas ternera guisadasAlcachofas rellenas ternera guisadasAlcachofas rellenas ternera guisadas

En una sartén con un hilo de aceite sellamos las albóndigas (no es necesario que queden hechas por dentro). Sacamos a un plato y empezamos a  rellenar. Alcachofas rellenas ternera guisadasAlcachofas rellenas ternera guisadasAlcachofas rellenas ternera guisadasAlcachofas rellenas ternera guisadas

Abrimos el centro de  las alcachofas apretando hacia el fondo y los laterales con cuidado de no romperlas, hasta que tengamos un hueco para meter una albóndiga.

Alcachofas rellenas ternera guisadasAlcachofas rellenas ternera guisadasAlcachofas rellenas ternera guisadasAlcachofas rellenas ternera guisadas

Ponemos en la olla el resto de la cebolla y el aceite, metemos las alcachofas y los tallos.

Alcachofas rellenas ternera guisadasAlcachofas rellenas ternera guisadas

En la sartén en la que sellamos las albóndigas, añadimos el jugo que hayan soltado las alcachofas, el vino blanco y dejamos evaporar el alcohol. Echamos a la olla por encima de las alcachofas. Tapamos y hacemos 10 minutos. Retiramos  las alcachofas y trituramos la salsa.

Alcachofas rellenas ternera guisadasAlcachofas rellenas ternera guisadasAlcachofas rellenas ternera guisadasAlcachofas rellenas ternera guisadas

Damos un hervor para sacar el aire que haya podido coger al triturar. Servimos bien calientes.

Alcachofas rellenas ternera guisadas

Podemos acompañarlas por unas patatas fritas o un arroz blanco.

Alcachofas rellenas ternera guisadas

Espero que os guste. 

Compartir este post

Repost 0
3 septiembre 2015 4 03 /09 /septiembre /2015 12:20

frejoles amarillos

No se me ha ido la pinza (por ahora, todo se andará). En Asturias lo tendría más fácil, serían fréjoles amarillos, o vainas amarillas en Euskadi.

frejoles amarillos

Es una variedad local de las judías verdes. Son ´más carnosas y más  tiernas que las verdes.

Receta no hay mucha, pero son tan ricas que con cualquier preparación sencilla tienes un plato de lujo.

frejoles amarillos

Ingredientes:

Fréjoles amarillos

2 dientes de ajo

Tomates secos

Unas lonchas de jamón ibérico

Aceite

Sal

frejoles amarillos

Lavamos  los fréjoles, les quitamos las puntas y los cortamos en trozos regulares (normalmente son tan tiernos que no se necesita quitarles los hilos laterales). Los ponemos en el cestillo de la olla para hacerlos al vapor, ponemos sal por encima y los cocemos 6-8 minutos dependiendo del punto de cocción que nos guste.

frejoles amarillosfrejoles amarillos

Mientras preparamos el crujiente de jamón. Puede hacerse poniendo las lonchas entre dos papeles y haciéndolos al horno, pero para estos fréjoles  quería guardar el aceite del jamón para condimentarlos. Ponemos en una sartén caliente las lonchas de jamón y las freímos hasta que estén crujientes y hayan soltado la grasa.

frejoles amarillos

Añadimos un poco de aceite a la sartén donde hemos preparado el jamón y doramos el ajo cortado en brunois no muy fina. Añadimos los tomates secos en trozos rehogamos un momento y retiramos del fuego.

frejoles amarillos

Sacamos los fréjoles al plato los aliñamos con el ajo y tomates y echamos por encima el aceite. Ponemos el jamón crujiente y listo para llevar a la mesa.

frejoles amarillos

Espero que os guste.

Compartir este post

Repost 0
31 agosto 2015 1 31 /08 /agosto /2015 14:03

Últimamente publico pocas recetas de carne. Con una dieta en la que predomina el pescado y la carne blanca, los platos de carne roja los dejo para comidas especiales, bien porque venga una amiga a comer o porque estén en casa María y Ricky, entonces hago un cachopo, un roast beef, o algún favorito de los comensales y suelen ser recetas que ya están publicadas.

Estas albóndigas son las favoritas de un peque- invitado que de vez en cuando viene a casa y que hasta me ayuda a en la cocina y como recompensa  siempre elige que le prepare albóndigas.

Son las albóndigas más simples y tradicionales que pueden hacerse, las de toda la vida, sin ingredientes añadidos, en salsa de cebolla (curioso que al peque le guste más esta salsa que la de tomate).

Ingredientes:

750 g de ternera picada

2 cebollas

2 dientes de ajo

1 huevo entero y 1 yema

Unas ramas de perejil

Sal

100 ml de vino blanco

150 ml de caldo de carne o agua

1 cucharadita de harina

Se pican las cebollas muy finas y también los dientes de ajo. Se pochan a fuego suave en aceite de oliva y se les pone un poco de sal,  hasta que queden tiernos y ligeramente dorados.

Ponemos la mitad en la carne que tendremos en un bol y reservamos la otra mitad.

Añadimos al bol de la carne el perejil muy picado, el huevo y la yema, sal, y si nos gusta, un toque de pimienta. Amasamos para que quede bien mezclado y dejamos reposar un rato para que la carne tome los sabores.

Espolvoreamos con harina la encimera o una bandeja en la que vamos a formar las albóndigas. Nos untamos las manos en aceite y vamos cogiendo masa, formamos bolas un poco mayores que una nuez.

Ponemos aceite en una sartén amplia y cuando esté caliente echamos las albóndigas. Cuando tengamos llena la sartén la movemos en vaivén para que el aceite pase por encima de las albóndigas y no se abran.  Las freímos a fuego medio y les damos la vuelta.

Cuando estén doradas y hechas por los dos lados las sacamos a un plato y freímos otra tanda.

Albóndigas con salsa cebolla

Cuando terminamos de freír las albóndigas retiramos parte del aceite y dejamos un poco en la sartén junto con la parte oscura que han soltado las albóndigas al freírlas. Echamos la cebolla pochada que habíamos reservado y refreímos para integrar el jugo.

Ponemos media cucharadita de harina, rehogamos para tostarla y añadimos el vino. Dejamos que evapore el alcohol y ponemos el caldo (o agua) hervimos hasta que ligue la salsa.

Echamos las albóndigas y les damos un hervor (no necesitamos prolongar mucho la cocción porque las albóndigas ya están hechas). Apagamos y dejamos reposar.

Como la ocasión lo merecía y era un plato único para Javi, hice unas patatas fritas especiales, con mucho, mucho corazón.

Espero que os guste.

Compartir este post

Repost 0

Autor

              Belenciaga

Buscar

El Blog

     Belenciaga paso a paso

  

Mis recetas paso a paso, con la única intención de mostrar que hacer un plato sabroso, sencillo y apetecible está al alcance de todos. Son recetas para el día a día, para una celebración familiar, o para una reunión de amigos...Los únicos ingredientes imprescindibles son el disfrute y el entusiasmo para hacerlas y el placer de compartirlas.                  

Gastromanía

prendes-078--corter---copia-copia-1.jpg

 Gastromanía  es un nuevo espacio en mi blog.                                     Una gran mesa virtual en la que podréis disfrutar los platos de   grandes  chefs.