Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog
11 marzo 2017 6 11 /03 /marzo /2017 23:48

 

Los calçots  son un producto de temporada y  en muchas regiones es prácticamente imposible conseguirlos. Ahora podemos  comprarlos on line. Y si esto pasa con los calçots, qué decir si son babys, los de esta receta me los regalaron ya limpios y listos, no se puede pedir más.

Podemos sustituir  estos calçots por ajos tiernos (ajetes) mucho más fáciles de conseguir en cualquier época de año, frescos o congelados.

Las tartaletas son un aperitivo ideal, fáciles de comer, sin cubiertos y sin estar sentados a la mesa, incluso para llevar a una excursión.

Ingredientes: (para 12 tartaletas)

Una plancha de hojaldre

300 g de calçots

50 ml de aceite de oliva

3 huevos

100 ml de nata

Sal

 Pimienta

Ajo molido

 Si los compramos frescos tenemos que limpiarlos quitando la parte más verde de las hojas, la raíz, lavarlos y cortarlos. Los congelados ya vienen listos para cocinarlos.

Ponemos en la sartén el aceite y pochamos a fuego muy suave los calçots con una pizca de sal (me gusta la sal gruesa para la cocina) removemos de vez en cuando..

Mientras se van haciendo los calçots, extendemos el hojaldre y forramos los moldes de las tartaletas. Pinchamos el fondo con un tenedor. Pintamos con huevo batido y horneamos a 180º hasta que estén doradas.

Sacamos y antes de que enfríen, ayudándonos con un papel de cocina las aplastamos para hacer hueco.

Batimos los huevos con la nata, sal, pimienta y ajo molido.

Rellenamos las tartaletas con una cucharada de claçots,  y dos de la mezcla de huevo. Horneamos  a 180º hasta que estén cuajadas y ligeramente doradas.

Se pueden tomar calientes, tibias o frías, al gusto de cada uno.

También se pueden hacer de un día para otro y calentándolas cinco minutos en el horno.

Espero que os gusten.

Compartir este post

Repost 0
10 marzo 2017 5 10 /03 /marzo /2017 20:05

Las tartas tatín son deliciosas tanto de frutas como de verduras y además son fáciles y rápidas de hacer. La dulce más conocida es quizá la de manzana, pero también se pueden hacer de otras frutas, plátano y ciruelas, melocotón o como la de hoy, de pera.

La receta original es un poco distinta, yo he tomado el atajo de poner las peras ya cocidas en compota.

Los ingredientes son pocos y de los que suele haber en casa:

1 plancha de hojaldre

4 o 5 peras tipo roma

180 g azúcar

25 g mantequilla

150 ml  agua

50 ml vino blanco

1 palo canela  (o una vainilla)

Piel de limón

Se pelan las peras y se cortan a la mitad, se les quitan las semillas con un saca bolas pequeño.

Se ponen en una olla con el agua, el vino, el palo de canela, la piel de limón  y 150 g de azúcar.

Se cuece a fuego medio hasta que las peras estén  cocidas.

Se sacan las peras a un plato y se sigue reduciendo el almíbar hasta que esté espeso.

Ponemos en el molde en el que vayamos a hacer la tarta la mantequilla y el azúcar restante (una cucharada)  y caramelizamos. Añadimos el almíbar de cocer las peras y mezclamos bien al fuego.

Ponemos las peras en el molde con la parte de las semillas hacia arriba, procurando encajarlas bien y que queden pocos huecos.

Recortamos un círculo de tamaño algo mayor que el molde y tapamos las peras, remetiendo hacia abajo los bordes. Pinchamos con un tenedor.

Horneamos a 180º calor arriba y abajo unos 25 minutos, hasta que el hojaldre esté dorado. Sacamos y dejamos unos minutos para que enfríe un poco, no demasiado para que el caramelo despegue, y volcamos la tarta en la bandeja.

Se puede tomar tibia o fría,  con un poquito de nata es un placer.

Espero que os guste.

Otras tatín dulces y saladas:

                                        Tatin de tomates y bacalao

Fotos tatin...

                                           Tatín de dulce de pera

Fotos tatin...

                                     Tarta tatín de platano y ciruelas

Tatin de ciruela y platano

 

Compartir este post

Repost 0
Belenciaga Belenciaga - en Dulces Fruta tartas
Comenta este artículo
9 marzo 2017 4 09 /03 /marzo /2017 23:11

Dos cosas que le encantan a María: el jabalí y las alcachofas. Había que buscar un plato con los dos ingredientes y el resultado fueron estas alcachofas rellenas de albóndigas de jabalí.

Las alcachofas rellenas nos gustan mucho, para mí la única pega que tienen las hechas en el horno es que quedan más secas, así que las hago en la olla rápida y previamente cocidas al vapor.

Para hacerlas rellenas de jabalí tuve que partir de cero, no me quedaba ni boloñesa, ni albóndigas, ni carne picada, tenía  un trozo de magro congelado que piqué.

Las albóndigas se hacen como las clásicas de ternera, con cebolla frita, huevo, sal y especias.

Ingredientes: (para 4 personas)

3-4 alcachofas por persona

500 g de carne picada de jabalí

1 cebolla grande

2 cucharadas de sofrito

100 ml de vino blanco seco o coñac

60 ml de aceite

Aceite para freír albóndigas

Sal

1 huevo

Especias al gusto (romero, orégano, pimentón, ajo en polvo…)

Se pela la cebolla y se pica muy fina. Se pone a pochar a fuego suave. Una vez pochada se deja en la sartén.

Se limpian las alcachofas dejando el corazón y se limpian y pelan los tallos. Se van poniendo en agua con limón para que no se oxiden. Se ponen en el cestillo de cocer al vapor de la olla con un dedo de agua y un poco de sal. Se cuecen diez minutos. Reservar.

Mientras, picamos la carne de jabalí  y la adobamos con sal, ajo molido y orégano. Añadimos la mitad de la cebolla pochada y el huevo (yo solo puse la yema), mezclamos bien y formamos las albóndigas.

Las hice casi a la plancha solo con un chorrito de aceite. Reservamos.

Abrimos los corazones de alcachofa con ayuda de una cuchara para hacer un hueco para la albóndiga. Las rellenamos poniendo una albóndiga en cada alcachofa y si sobran albóndigas las añadimos al guiso.

Añadimos a la sartén con la cebolla, las cucharadas de sofrito y el vino blanco o coñac y lo dejamos al fuego un momento hasta que evapore el alcohol.

Pasamos esta salsa a la olla y echamos las alcachofas rellenas, los tallos y las albóndigas si han sobrado. Salamos y añadimos un chorrito del agua de cocer las alcachofas, tapamos y cocemos. En 8-10 minutos tendremos el plato listo para servir.

Si no nos gusta encontrar trocitos en la salsa, la pasamos por la túrmix.

Espero que os guste.

Otras recetas con alcachofas y jabalí:

                                       alcachofas rellenas guisadas

Alcachofas rellenas ternera guisadas

                                     Jabalí al vino tinto con castañas

jabali con castañas

                                    Tallarines con boloñesa de jabalí

 

Compartir este post

Repost 0
8 marzo 2017 3 08 /03 /marzo /2017 14:30

Cada año aprovecho la temporada del skrey  para replicar recetas que normalmente hago con otros bacalaos frescos y algunas con bacalao de salazón. El resultado es que el skrey gana por goleada, pero hay un gol de honor para una receta de bacalao en salazón, las croquetas de bacalao.

Posiblemente porque el skrey  en salazón no es fácil de conseguir, pero estoy en ello.

De momento os dejo una purrusalda con skrey fresco que es una delicia.

Ingredientes: (4 personas)

400 g de skrey fresco (ventresca)

8 patatas medianas

4 puerros finos o 3 gruesos

Azafrán en hebra

Sal

60 ml de aceite de oliva virgen

Se limpian los puerros y se cortan en rodajas. Reservamos.

Se pelan las patatas y se chascan en trozos pequeños. Reservamos.

Se pone en la olla el aceite y se pone al fuego, echamos las patatas con los puerros, se añade la sal, y el azafrán, se rehogan un momento moviendo con una cuchara y se cubren de agua. Se cuecen con la olla tapada 10 minutos.

Mientras se  corta  el bacalao en trozos  y se sazona con sal.

Se abre la olla y se pone el bacalao por encima.

Añadimos agua si necesita.

Cocemos con la olla tapada dos minutos, o sin tapar a fuego suave 4 minutos hasta que veamos que el bacalao está hecho. Dejamos reposar un momento antes de servir.

Para los amantes del picante se le puede poner una guindilla picada.

Espero que os guste.

Otras recetas con skrey:

                                                skrey a feira

bacalao a feira

                                       Bacalao con tomate y pimientos

12.jpg

                                          Bacalao skrey confitado

bacalao-confitado-103.jpg

                                    Bacalao en papillote con dos salsas      

ossobuco-045.jpg

                                          bacalo al gratén de alioli  

v1-065-copia-1.jpg

 

Compartir este post

Repost 0
5 marzo 2017 7 05 /03 /marzo /2017 16:20

La tempura es un rebozado típico de las cocinas orientales para verduras mariscos y pescados. Es un rebozado crujiente y muy ligero. Ya es fácil encontrar la harina para tempura  en el supermercado, pero podemos hacerla en casa con harina de trigo y un 20% de maizena (almidón de maíz) o almidón de arroz.

 A partir de esa tempura básica pueden hacerse variaciones, tempura al curry, al azafrán, con sésamo verde de wasabi, o con tinta de calamar.

Ingredientes:

Langostinos crudos

Harina de tempura

Una pizca de sal

Una pizca de azúcar

Agua helada

Tinta de calamar

Aceite para freír

 2 cucharadas de mayonesa

2 cucharadas de besamel ligera

Cebollino picado

Se pelan los langostinos  dejándoles solo la anilla de la cola. Se les pone sal. Reservar.

Si se va a poner alguna salsa se prepara antes de empezar con la tempura. Hice una muselina mezclando a partes iguales mayonesa y besamel, y cebollino picado. Otras veces he puesto mayonesa y puré de patata.

Para hacer la tempura se pone en un bol pequeño 2 cucharadas colmadas de  harina de tempura,  una pizca de sal y otra de azúcar.

Se pone en una jarra agua fría  y hielo y se va añadiendo al bol sobre la harina sin dejar de remover con las varillas.

Tiene que quedar una masa fluida, justo que nape el langostino y escurra el sobrante.Primero rebozamos con tempura blanca y a continuación echamos un sobre de tinta y mezclamos para acabr con los langostinos.

Ponemos una sartén con abundante aceite al fuego y cuando este bien caliente (180º) vamos sumergiendo los langostinos en la tempura, sujetándolos por la cola, dejamos un momento que escurra parte del rebozado y lo echamos a freír.

Los sacamos sobre papel de cocina.Cuando hayamos hecho la mitad de los langostinos, añadimos una bolsita de tinta de calamar a la tempura y mezclamos bien ( queda una masa gris oscura, que al freír se hará negra). Repetimos de la misma manera hasta  freír todos los langostinos.

Servimos acompañados con un bol de muselina.

Espero que os guste.

Otras recetas con langostinos

                                     Ensalada de langostinos crujientes

                                          Langostinos empanados

 Salmón con langostinos y aguacate

                       Ensalada de langostinos en vinagreta de aguacate

                                     Ensalada de langostinos y frutas

                         Langostinos salteados con ibérico y pimientos                  

 

Compartir este post

Repost 0
Belenciaga Belenciaga
Comenta este artículo
4 marzo 2017 6 04 /03 /marzo /2017 17:19

Un bocadillo también tiene cabida en un blog, al menos en un blog que refleje lo que se come en casa. Porque supongo que a todos nos ha apetecido un bocadillo en algún momento. Y ojalá se volviera a la buena costumbre de incluir un bocadillo en la merienda de los niños.

Algunos bocadillos los tengo asociados a situaciones concretas, como el de tortilla de bonito que es el  almuerzo de un día de caza con mi padre. O el de atún con tomate, ensaladilla, o pasta de gambas de Rodilla.

Una tortilla francesa es muy socorrida para una cena, y ahora que procuro no pasarme con los huevos el día que me la permito la disfruto al máximo:

La preparo en la sartén de tamagoyaki, la cuadrada, que enrollada queda perfecta para el bocadillo.

Con una baguete calentita, unas rodajas de tomate con sal y aceite y una cucharadita de cebolla frita en la tortilla.

Ya no hay mucho más que decir, ingredientes y modus operandi quedan claros, ahora a disfrutar con nuestro bocadillo.

Espero que os guste.

Compartir este post

Repost 0
4 marzo 2017 6 04 /03 /marzo /2017 16:19

El boom gastronómico y culinario nos ha llenado de recetas, ingredientes, y términos importados de otros países que nos sorprenden, cuando en realidad muchos de ellos ya están presentes en nuestra gastronomía  más tradicional. Es el caso del ghee, que es nuestra mantequilla cocida de toda la vida.

Era la manera de conservar la mantequilla en los meses de mayor producción. Concretamente  en Asturias a la mantequilla clarificada se la llama simplemente manteca  (siempre referida a la de vaca). Era especialmente apreciada la mantequilla producida en los meses de primavera cuando los pastos estaban floridos y en pleno esplendor.

Se usaba tanto en cocina como en preparar algunos remedios caseros (cremas, pomadas, ungüentos).

Los suspiros son unas galletas de mantequilla clarificada muy típicos de Asturias, son famosos los de Pajares y Luanco .

Ingredientes:

250 g de mantequilla clarificada (400g aproximadamente de mantequilla fresca)

250 g de azúcar

1 huevo grande

500 g de harina (+ 50g para trabajar la masa)

Ralladura de naranja

Tiras de naranja confitada

Una pizca de sal

Cómo clarificar la mantequilla se describe en: Mantequilla clarificada, ghee, beurre noisette.

 Se calienta la mantequilla cocida para ablandarla.

Se pone en un bol, la harina, el azúcar, la mantequilla fundida, la ralladura de naranja, la sal y el huevo. Se amasa con una cuchara hasta que quede una masa homogénea.  

Se pasa a la mesa espolvoreada de harina, y se amasa un momento, si queda muy pegajosa se le añade un poco más de harina (es una masa más blanda que la de las galletas de mantequilla).

Con las manos untadas  ligeramente en aceite se forman bolas un poco mayores que una nuez y se colocan en la bandeja de horno cubierta con una lámina de teflón o un papel de horno, dejando unos centímetros entre ellas porque se extienden y crecen al hornear.

Se espolvorean con un poco de azúcar y se ponen unas tiras de piel de naranja confitada.

Se hornean en horno precalentado a 180º, calor arriba y abajo, unos 18-20 minutos hasta que estén doradas.

 Se sacan del horno y se dejan enfriar. Se conservan muy bien en una lata hermética.

Espero que os guste.

otras galletas en el blog:

                                       galletas de hojaldre y almendra.

galletas de mantequilla

                                             galletas de mantequilla

galletas glasa

                                               galletas decoradas

Compartir este post

Repost 0
3 marzo 2017 5 03 /03 /marzo /2017 21:24

A veces los ingredientes de un plato los modificamos  en función de lo que tenemos en la despensa o para aprovechar algún resto que nos queda en el frigo. Esta versión del montadito de solomillo me sirvió para acabar una lata de foie y una tarrina de crema de camembert.

Es muy similar al  anterior. El relleno en vez de cebolla confitada lleva una cucharadita de crema de camembert. Y la cobertura en lugar besamel de queso es una besamel normal  y mozzarella rallada.

Ingredientes:

Solomillo asado

Bloc de foie o foie micuit

Crema de camembert

Besamel

Mozzarella rallada

Perejil picado.

Se pone sobre la mitad de los filetes de solomillo una cucharadita de camembert, una lasca de foie, y se tapa con otro filete.

Se cubre con una cucharada  de besamel y un poco de mozzarella rallada. Se mete al horno a 200º unos minutos y se gratina los dos últimos minutos. Se espolvorea con perejil picado.

Al gratinar, la cobertura se desparrama más y para que quede más presentable lo gratino directamente en el plato (hay que usar platos que puedan ir al horno)

Espero que os guste esta versión.

Compartir este post

Repost 0
Belenciaga Belenciaga - en Carnes
Comenta este artículo
1 marzo 2017 3 01 /03 /marzo /2017 20:09

 

Seguimos con solomillo, aunque en este caso es una manera de preparar lo que nos haya sobrado, no hay inconveniente en hacerlo a propósito porque la verdad es que está muy rico.

Son unos montaditos de solomillo, foie y cebolla confitada, cubiertos de besamel de queso  y gratinados.

Ingredientes:

Solomillo asado

Bloc de foie de pato o micuit

Cebolla confitada

200 ml de leche

100 ml de nata

60 g de mozzarella rallada

1 cucharadita de maizena (20 g)

Sal

Fileteamos el solomillo  y colocamos la mitad en una fuente de horno. Ponemos una rodaja de foie sobre cada filete y encima una cucharadita de cebolla confitada.

Tapamos con otro filete de solomillo.

Para la besamel podemos usar leche y nata o solo leche con una nuez de mantequilla. Reservamos dos o tres cucharadas para disolver la maizena y el resto lo ponemos a hervir con una pizca de sal (pimienta, opcional). Añadimos el queso rallado y removemos con las varillas hasta que esté bien fundido. Disolvemos la maizena en la leche reservada y la agregamos a la sartén cocemos dos minutos sin dejar de remover.

Ponemos una cucharada de bechamel sobre cada montadito. Metemos al horno precalentado a 200º unos siete minutos y dos minutos más con el grill.

Sacamos y servimos  con la guarnición que nos guste, yo lo tomé con judías verdes al vapor.

Queda bien con unas alcachofas salteadas, con patatas hervidas o con un pisto.

Espero que os guste.

Compartir este post

Repost 0
28 febrero 2017 2 28 /02 /febrero /2017 22:20

Hay recetas que no se prestan a hacer una sola ración, especialmente las de piezas de carne o pescados grandes. Algunas veces podemos solucionarlo, reciclando lo que nos sobra con otras recetas en las que no es imprescindible que esté recién hecho.

Me pasa con el solomillo de cerdo que si quiero tomarlo asado entero me sobra para una o dos veces más según el tamaño. Lo que hago es tomar el primer día el asado y el resto lo guardo (o congelo) para hacer otros platos que no necesitan recalentarlo directamente (porque se reseca).

Así que empiezo con el asado y seguiré del tirón con otras recetas.

Ingredientes:

1 solomillo de cerdo

1 cebolla pequeña

Sal

Ajo molido

Un chorrito de vino blanco o de coñac

50 ml de aceite

Una cucharadita de azúcar

Cebolla frita deshidratada  

Puré de patata

Pelamos la cebolla y la cortamos en plumas, cubriendo el fondo de la fuente en la que vayamos a asar el solomillo. Limpiamos el solomillo quitándole la grasa, lo adobamos con sal y ajo y lo ponemos encima de la cebolla. Ponemos un hilo de aceite y lo metemos al horno precalentado a 220º. Dependiendo de lo hecha que nos guste la carne lo dejamos unos 12 minutos (al punto) unos minutos más para que esté bien hecho.

Mientras se asa el solomillo preparamos el puré de patata. Lo hice con copos, sal,  leche y agua y una nuez de mantequilla. Cuando está listo añadimos la cebolla frita deshidratada y mezclamos.

Sacamos el solomillo del horno a una tabla para cortarlo.

solomillo-pricipr-orlff-022.jpg                                                        

En una sartén ponemos un hilo de aceite y la cebolla del asado (estará a medio hacer porque es poco tiempo de horneado) junto con el jugo que haya soltado.

creoquetas-de-compango-cebolla-confit-184.jpgcreoquetas-de-compango-cebolla-confit-191-copia-1.jpg                                           

Ponemos una cucharadita de azúcar (puse azúcar moreno) y caramelizamos.

Servimos el solomillo asado fileteado con el puré y la cebolla caramelizada.

Loncheamos solo la parte que vayamos a tomar, el resto lo envolvemos en film y lo guardamos  una vez frio en el frigo o en el congelador.

Espero que os guste.

Compartir este post

Repost 0

Autor

              Belenciaga

Buscar

El Blog

     Belenciaga paso a paso

  

Mis recetas paso a paso, con la única intención de mostrar que hacer un plato sabroso, sencillo y apetecible está al alcance de todos. Son recetas para el día a día, para una celebración familiar, o para una reunión de amigos...Los únicos ingredientes imprescindibles son el disfrute y el entusiasmo para hacerlas y el placer de compartirlas.                  

Gastromanía

prendes-078--corter---copia-copia-1.jpg

 Gastromanía  es un nuevo espacio en mi blog.                                     Una gran mesa virtual en la que podréis disfrutar los platos de   grandes  chefs.

 

Categorías